Archivo
41 suicidios se han registrado en la región sureste de la entidad.

A sus 20 años de edad, José Ezequiel Neira Hernández, decidió acabar con su vida ahorcándose en el pasamanos de los escalones de su casa.

Sus familiares hicieron los esfuerzos por descolgarlo y llevarlo al área de urgencias del Hospital General.

Sin embargo, médicos ya no le encontraron signos vitales.

Su hermano reveló que al salir de su trabajo volvió a casa, en la colonia Vicente Guerrero, y al encontrarla en oscuridad, encendió la lámpara de su celular.

Fue como encontró a su hermano colgado del pasamanos de las escaleras.

De inmediato lo descolgó y llamó a sus familiares para que lo ayudaran a trasladarlo al hospital, donde fue declarado muerto por los familiares.

El cuerpo fue analizado por personal de Servicios Periciales  para integrar la carpeta de investigación.

Por su parte, los familiares no saben aún las posibles causas que llevaron a Ezequiel a quitarse la vida.

No hubo recado póstumo y al término de la necropsia de ley, las autoridades acudirán al lugar a recabar indicios que descarten un crimen.

Se trata del suicidio número 41 en la región sureste del estado en lo que va del año.