Foto: Especial
La autopsia arrojó que la joven presentó una sepsis por ruptura de su intestino, el cual estaba obstruido por alrededor de un kilo de cabello, el cual ingería

Monclova, Coahuila.- Integrantes de la Fiscalía General de Justicia del Estado informaron que Katia Jatziri "D" de 15 años de edad falleció por “tricofagia”, conocido como elSíndrome de Rapunzel”, por ingerir cabello de manera compulsiva.

La autopsia arrojó que la joven presentó una sepsis por ruptura de su intestino, el cual estaba obstruido por alrededor de ¡un kilo de cabello!

Actualmente se lleva a cabo una investigación porque los padres de Katia interpusieron una denuncia por negligencia médica al argumentar que en el IMSS no recibió atención inmediata.

Pero los padres también podrían ser acusados de omisión de cuidados porque la joven tenía anemia y desnutrición severa al pesar sólo 20 kilos. Asimismo, la acumulación de cabello en su intestino es producto de varios años, alrededor de 10, por lo que estiman que desde muy pequeña inició con esta práctica, aunque sus padres informaron que no lo sabían.

El IMSS señaló que en cuanto se le brindó atención, Katia presentó elevación excesiva de plaquetas, por lo que aplicaron el tratamiento correspondiente conforme a las guías de práctica clínica.

 

SINDROME DE RAPUNZEL

Se trata de una condición secundaria de la tricotilomanía, el hábito recurrente de retorcer el cabello hasta que se desprende e ingerirlo. Lo más típico es ver este síndrome en mujeres adolescentes que presentan alopecia (caída del cabello) y tumoración abdominal móvil en el epigastrio (parte alta del estómago), que puede causar obstrucción intermitente. Es común que estas pacientes tengan patología psiquiátrica asociada.

Estas pacientes sufren dolor abdominal, náuseas y vómitos (el estómago no puede retener la comida ya que se encuentra ocupado por la bola de pelo), debilidad y pérdida de peso, estreñimiento o diarrea y hematemesis. 

El diagnóstico suele ser muy difícil, ya que habitualmente, el paciente niega u oculta información sobre tricofagia, además, las grandes masas abdominales pueden llevar a confusión y orientar el diagnóstico hacia un cáncer. Para diagnosticarlo se tiene que realizar una endoscopia.