Pesquisa. Los oficiales municipales llevaron a la familia al hospital, donde personal de la Fiscalía General del Estado iniciará la investigación para detener al o a los responsables de la agresión FotoS: Ulises Martínez
Jovencita acudía a la escuela cuando se dio el presunto ataque, el lapso entre que abordó el camión y despertó ensangrentada y con golpes no lo recuerda

Alrededor de las 12:00 horas de ayer, una joven de 16 años regresó a la casa de su tío en Brisas Poniente en un taxi. Le contó que fue abusada sexualmente por los alrededores de la colonia La Valencia y que luego de recobrar el conocimiento pudo regresar a pedir ayuda.

Tras reportar al 911 que una adolescente fue atacada sexualmente, personal de la Policía Municipal, de la Policía Civil del Estado y del Cuerpo de Bomberos acudieron al lugar.

En un domicilio de la Calle 8 se entrevistaron con la joven y los familiares, quienes explicaron cómo llegó la menor a la casa.

 

Dijeron que utilizó un taxi, que traía la ropa ensangrentada y aún presentaba signos de desorientación. De inmediato se inició con el procedimiento en el interior del domicilio, ahí se le valoró y canalizó con suero.

Aún adormilada y sin poder informar porqué se sentía así, lo que pudo comentar la joven es que salió de su domicilio alrededor de las 08:00 horas rumbo a su centro de estudios en el Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial (CECATI), por lo que tomó la ruta 13B.

Dice que lo último que recuerda es que subió al camión de transporte urbano y ya no se percató de nada ni recordó nada, hasta que en la colonia La Valencia era auxiliada por unas personas.

Sin saber aún qué pasaba, los vecinos la ayudaron a detener un taxi y así poder llegar al domicilio de su tío, donde narró los hechos y posteriormente fue llevada al Hospital General para su valoración.