Foto: Archivo
Un familiar denunció la desaparición de la chica el mes de noviembre. La chica simuló su secuestro por miedo a represalias por no haber dicho nada durante días

España. La Policía Nacional ha detenido a una chica de 18 años en Albacete acusada de simular su propio secuestro después de que la familia denunciara su desaparición. La chica quería evitar que los padres la castigaran y no tener que explicar el motivo sobre su ausencia.

La Comisaría Provincial de la Policía Nacional de Albacete ha explicado que la investigación empezó el mes de noviembre de 2019, cuando un familiar de la chica denunció su desaparición, mostrando su preocupación por lo que le podría haber pasado.

Después de varios días, la policía localizó a la chica que les explicó que había sido secuestrada.

Foto: Especial

La chica se inventó la historia del secuestro asegurando que dos hombres y una mujer la habían tenido incomunicada en una habitación, sin poder concretar ningún otro dato que ayudara a la policía a localizar el inmueble donde habría sido secuestrada, ni tampoco sobre la identificación de sus presuntos captores.

El hecho de que la chica fuera incapaz de dar más detalles hicieron sospechar a los agentes de la Policía Nacional especializados en secuestros y extorsiones, y empezaron a estudiar la hipótesis que todo fuera inventado.

La investigación, finalmente, acabó confirmando que la joven no había sido secuestrada. Los días que había sido desaparecida los había pasado con un conocido y cuando vio la alarma que había generado por no haber dicho nada, decidió inventarse esta historia.

Ante estos hechos, la policía ha detenido a la chica de 18 años acusada de simular su propio secuestro.