Deserción. Algunos jóvenes consideran que aprovecharán mejor el tiempo trabajando y ayudando a su familia, que seguir estudiando en línea. | Foto: HÉCTOR GARCÍA
Consideran un desperdicio de tiempo cursar el semestre ‘a distancia’
Es que ni siquiera es virtual, solo te mandan correos o mensajes con las tareas”.
Martha Flores.

Decenas de estudiantes en Saltillo declararon el ciclo escolar 2020-2021 un “año sabático”, tiempo que dedicarán para trabajar tiempo completo y aportar dinero a sus casas, intentando recuperarse de la crisis a causa del COVID-19

Detrás de una caja registradora, trabajar entre las mesas de un restaurante o en una zapatería, es donde ahora decenas de jóvenes pasarán los próximos meses.

Tras el anuncio de las autoridades en el Estado de iniciar el próximo ciclo escolar el 24 de agosto, exclusivamente de manera virtual, jóvenes que cursaban Secundaria e ingresarían a un bachillerato o Universidad, decidieron posponer su formación académica hasta tener “garantía” de su aprendizaje y los recursos necesarios para enfrentar un años más, en caso de que la pandemia continúe. 

Joana Duéñez, de 17 años, pensaba ingresar a la Facultad de Medicina este 2020, sin embargo, decidió abandonar por completo sus estudios este año para dedicarse a reunir dinero y ayudar a su madre con los gastos del hogar, quien ni siquiera reunió la cuota del examen y mucho menos la anual, como tenían pensado, antes del desempleo y altos precios que golpetearon su monedero. 

Jóvenes como ella “sacrificarán” un año escolar, pues rechazan la idea de continuar aprendiendo a través de un televisor o de forma virtual pagando las mismas cuotas escolares.

“Es que ni siquiera es virtual, solo te mandan correos o mensajes con las tareas que debes entregar y así no aprendes nada, mejor me pongo a trabajar y el otro año sigo estudiando”, expresó Martha Flores, de 16 años, quien truncó su carrera técnica, considerando las necesidades de su familia.

“Se me hace un desperdicio cursar un semestre más en línea y pagar las cuotas de inscripción o mensualidades bien caras, además no todos tenemos una computadora chida para lo que piden los maestros”, consideró la joven. 

Según cifras de la Secretaría de Educación, en Coahuila al menos 9 mil estudiantes de Primaria y Secundaria estarían en riesgo de abandonar sus estudios al terminar de este ciclo escolar.

Aunque la cifra de niños de Primaria que desertan, es equivalente apenas al uno por ciento y poco menos del 2 por ciento de jóvenes entre primero y tercero de Secundaria, del total del millón 60 mil estudiantes en el Estado, los índices de deserción se mantienen como en años anteriores sin que las estrategias para combatir el abandono escolar den resultado.

Si puedo estudiar y trabajar pues mejor, porque si veo que mis papás andan batallando”.
Kevin Lucio.

APROVECHAN ‘MEJOR’ EL TIEMPO

En un recorrido por la zona centro, los jóvenes que trabajan coincidieron en que, aunque temen que esta situación no les permita volver a la escuela en meses, aprovechan su tiempo fuera de un aula en tiendas de videojuegos, restaurantes, fruterías o boutiques como trabajadores, puesto que la “educación virtual” solo consiste en recibir las tareas por mensaje y entregarlas.

“Las puedo hacer aquí o en mi casa en la noche, no tengo hora para entregarlas, así fue el semestre pasado y seguro éste será igual, si puedo estudiar y trabajar pues mejor, porque si veo que mis papás andan batallando”, expresó Kevin Lucio, de 16 años de edad. 

Mientras que una fracción de los jóvenes que antes de la pandemia abandonó la escuela por razones como reprobación de exámenes de ingreso, falta de recursos económicos o “no saber qué querían estudiar”, admitió ver aún más lejana su entrada a una institución. 
Cabe destacar que ninguno de los jóvenes contratados contaba con el permiso o consentimiento que otorga la Secretaría del Trabajo en Coahuila, al tener menos de 18 años.

Alta deserción

Tres mil niños de entre tercero y sexto de Primaria, el equivalente a 3 escuelas completas, podrían abandonar sus estudios.

6 mil estudiantes de Secundaria se encuentran en riesgo de desertar a causa del pobre rendimiento académico

2 por ciento de jóvenes deserta cada año de secundarias del Estado.

14 por ciento de estudiantes deserta en Preparatoria.

Ana Luisa Casas

Escritora y bailarina. Periodista desde los 19 años. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por Universidad Autónoma de Coahuila. Comenzó su carrera como colaboradora en INFONOR y posteriormente en El Universal de la Ciudad de México. Así como tres medios regionales. Tiene una publicación en “Mínima” una antología de  microficción. Acreedora de la estatuilla Armando Fuentes Aguirre en la categoría de Entrevista y especialista en Derecho a la Información, Fiscalización y Combate a la Corrupción por la Academia Interamericana de Derechos Humanos. Actualmente se desempeña orgullosamente como periodista en Vanguardia.