Juan Manuel Gastélum, alcalde de Tijuana / Foto: Especial
El Edil Juan Manuel Gastélum calificó el fallo como una “total censura a la libertad de expresión”. Y criticó que “no es posible que por encima de los derechos de los tijuanenses, de tu derecho, de mi derecho, de nuestro derecho, una autoridad vulnere la garantía de la libertad de expresión, no es correcto”

Tijuana.- Gracias a un amparo promovido por la asociación civil Alma Migrante, dos jueces de Distrito con sede en Tijuana ordenaron al Alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro y al secretario de Seguridad Pública, Marco Antonio Sotomayor, se abstengan de “realizar declaraciones que transmitan un mensaje negativo sobre las personas migrantes”.

Aunado a ello los jueces señalaron que “ninguna autoridad podrá remitir legalmente al Instituto Nacional de Migración (INM) a personas migrantes detenidas por la policía municipal” con motivos de infracciones administrativas a fin de que resuelva sobre su situación migratoria.

Mediante un comunicado, la asociación informó que este juicio de amparo 1597/2018 fue promovido principalmente en contra de esta “práctica irregular” y la “incorrecta” información difundida sobre su legalidad.

Agregaron que la suspensión definitiva fue dictada en protección preventiva de los mencionados derechos, mediante resoluciones de fechas 14 y 21 de diciembre del presente año, en las cuales los abogados Ana Cecilia Morales Ahumada y Alexis Manríquez Castro, secretaria y titular, respectivamente, del Juzgado Primero de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales del Decimoquinto Circuito con sede en Tijuana, dictaron dichos ordenamientos.

En los que también se incluye que ordenen a sus subordinados para que se abstengan de igual manera en transmitir mensajes negativos sobre los propios migrantes, además que se proporcione a la ciudadanía en general y los migrantes información “completa y correcta” sobre los derechos de las personas migrantes, sobre todo en materia de asistencia social, legal y de refugio.

Adicionalmente se ordena al delegado del INM para que su personal se cerciore de que las personas migrantes a su disposición tengan acceso a la asistencia legal necesaria mediante las instituciones de defensoría correspondientes.

El pasado 15 de noviembre, en una entrevista para Milenio, el Alcalde de Tijuana señaló que dentro de la caravana venían personas que le podían hacer daño a la ciudad y que no se atrevía a calificar a esas personas como migrantes, porque “dentro de este grupo de personas se ha colado una serie de viciosos
 son una bola de vagos y marihuanos”.

Además pidió que se les aplicara de inmediato el Artículo 33 Constitucional por “indeseables” y porque “no queremos que estén molestando a Tijuana”, razón por la que incluso agregó que realizaría una consulta ciudadana para ver si las personas querían seguir teniendo más migrantes en Tijuana, cosa que nunca realizó y quedó solamente en una amenaza.

EL ALCALDE ACUSA CENSURA

En un video transmitido a través de sus redes sociales, el Alcalde Juan Manuel Gastélum compartió un mensaje “con mucha reserva, con molestia”, que este día le hicieron del conocimiento de la resolución en la que un juez le pide que se abstenga de “realizar declaraciones que transmitan un mensaje negativo sobre las personas migrantes”.

Sin embargo, en su discurso manifiesta que a él le pidieron abstenerse de “expresarme en relación a la caravana migrante”, además señala que le instruyeron que “le gire instrucciones para que la policía municipal ya no haga su trabajo en el sentido de poner a la disposición del INM a toda aquella persona que se dice extranjera”.

El Edil calificó el fallo como una “total censura a la libertad de expresión”. Dijo que va a recurrir a esa disposición, sin embargo criticó que “no es posible que por encima de los derechos de los tijuanenses, de tu derecho, de mi derecho, de nuestro derecho, una autoridad vulnere la garantía de la libertad de expresión, no es correcto”.

Según el Alcalde, con estas resoluciones que también le han interpuesto las comisiones nacional y estatal de Derechos Humanos por su forma de expresarse, a ellos “no les importan los derechos de los tijuanenses”, porque han sufrido agresiones y adversidades por la estancia de las personas que estuvieron afuera de la unidad deportiva Benito Juárez “durante tanto tiempo”.

Gastélum Buenrostro señala que todo esto “parece un chiste”, en referencia a que hoy 28 de diciembre se celebra el día de los Santos Inocentes, porque le obligan de “abstenerme de expresarme”, sin embargo, en ningún momento del mensaje lee tal cual el resolutivo del juez que dicta al pie que se debe de abstener pero de “realizar declaraciones que transmitan un mensaje negativo sobre las personas migrantes”.

Al final de su mensaje el Alcalde mencionó que hace esto para enterar a la ciudadanía porque sabe que “no estoy solo, necesito su ayuda y necesito confiar” en ellos para obtener una respuesta ciudadana.