Especial
Al recibir un disparo en los ojos con una pistola de postas se corre el riesgo de sufrir lesiones oculares severas

Un joven de 15 años fue llevado de emergencia al Hospital Muguerza, tras recibir un disparo con una arma de postas la tarde del jueves, cuando un grupo de estudiantes del colegio Meker realizaba un trabajo escolar en un domicilio en la colonia Jardines de Versalles. 

Alrededor de las 18:50 horas los estudiantes se habían reunido en el mencionado lugar para realizar un trabajo escolar; tenían que hacer un corrido para una clase, por lo que utilizaron disfraces, vestimentas y artículos adecuados lograr una buena escenificación y así una buena calificación.

Entre los objetos de utilería se encontraba una pistola de postas, para que esto fuera más parecido a la realidad, sin embargo, no se percataron que estaba cargada; luego de haber terminado de grabar el video, la compañera de Carlos Alberto, de 15 años, comenzó a maniobrar el arma sin medir el peligro.

Melisa, jugando, le apuntó a su compañero a una distancia aproximada de metro y medio, acciona el arma y el proyectil que tenía en su interior salió directo al rostro de Carlos, quien tras el impacto cayó al piso doliéndose y comenzando a sangrar.

El joven fue llevado a las instalaciones del hospital privado para su atención médica, por lo que los galenos dieron aviso a las autoridades de lo ocurrido, acudiendo personal de la Fiscalía General del Estado para tomar conocimiento y deslindar responsabilidades.

El estado de salud de Carlos es estable.

RIESGOS

Recibir un disparo en los ojos con una pistola de postas se corre el riesgo de sufrir lesiones oculares severas.

Pueden causar acumulación dolorosa de sangre en los glóbulos oculares, dislocación de lentes o ceguera.

Este tipo de armas “inofensivas” no se debe dejar al alcance de los niños.