Ley. En el Centro de Justicia Penal se lleva el caso de abuso en el Guadalupe Borja, ha habido maestros apoyando a los acusados. | Foto: ARCHIVO
Autoriza María Antonieta Leal nuevas evaluaciones psiquiátricas a niños presuntamente abusados; a petición de abogados defensores de los acusados

En audiencia de control de garantías, la juez María Antonieta Leal concedió una solicitud de aplicación de nuevas pruebas psiquiátricas para los menores denunciantes de abuso en el kínder Guadalupe Borja.

La solicitud es con el fin de que la defensa de Gerardo y Servando N. emita una opinión propia sobre la imputación. La audiencia fue convocada tras una serie de solicitudes que le han sido negadas por el Ministerio Público que investiga el presunto abuso. El caso se ha retrasado, porque algunas de las partes han sido reacias a colaborar con la investigación que busca comprobar la inocencia.

En esos términos, los abogados defensores dijeron a la juez que a mes y medio que inició el caso, no han tenido acceso a algunas de las pruebas presentadas en la carpeta de investigación.

También manifestaron que no se les ha permitido el acceso a las siete pruebas psicológicas que han aplicado tres distintos agentes del Ministerio Público.

En ese sentido, los agentes del MP que representan a la familia afectada, presentaron una negativa argumentando que la aplicación de una nueva prueba podría revictimizar a los menores; la defensa replicó que esta situación debió ser considerada cuando aplicaron las pruebas en siete ocasiones distintas.

La juez llamó la atención al MP, manifestando que toda la causa debe ser llevada con las garantías de objetividad, situación que hasta estos momentos parecía no estar contemplada.