Foto: Internet.
Si la pareja sigue tardándose en terminar con los trámites tiene la autoridad para desechar el caso

De acuerdo con un documento obtenido por el medio The Blast parece que Ben Affleck y Jennifer Garner se están tomando el proceso de su divorcio con mucha ligereza, pues a dos años de que comenzaran los trámites la corte de Los Ángeles ya se cansó y está amenazándoles con desechar su caso.

La pareja, luego de 10 años de matrimonio, decidió terminar con esa etapa de su vida en 2016. En aquel momento aseguraron que deseaban realizar una transición hacia sus vidas de la manera más suave posible, pero arreglar los últimos detalles para culminar el trámite les está tomando tiempo.

“Si ustedes fallan en tomar los pasos adecuados en su caso, la corte desechará su caso por retrasar el proceso”, expresa una parte publicada del documento.

Con esto podríamos ver un desenlace a esta historia muy pronto, ya sea que veamos el divorcio definitivo de este par o de manera sorpresiva vuelvan a estar legalmente casados.