AP
Malcolm Jenkins, de los Eagles de Filadelfia, no oculta su descontento y alza el puño previo al juego contra los Steelers

El profundo de los Eagles de Filadelfia, Malcolm Jenkins, reanudó sus demostraciones contra la injusticia social durante la ceremonia del himno nacional previa al partido de pretemporada contra los Steelers de Pittsburgh.

Tomada de Internet

El ala defensiva Chris Long puso su brazo alrededor de Jenkins como señal de apoyo, como lo hizo por gran parte de la temporada pasada. El back defensivo De'Vante Bausby también levantó un puño. El ala defensiva Michael Bennett apareció en el campo durante el himno y caminó detrás de sus compañeros, quienes en su mayoría estaban alineados en la línea de banda.

Jenkins detuvo su protesta luego que la Players Coalition, que él cofundó, se asociara con la NFL en noviembre para que la liga contribuya con 89 millones de dólares durante siete años para proyectos relacionados con la reforma a la justicia penal, relaciones entre fuerzas de la ley y comunidades locales y educación.

Sin embargo, los dueños aprobaron una nueva política en mayo que obliga a los jugadores a permanecer de pie si están en el campo durante el himno y multa al equipo por cualquier protesta de sus jugadores. La liga decidió suspender temporalmente la implementación de esa política mientras trabaja con la Asociación de Jugadores de la NFL en busca de una resolución.

Antes del partido, Jenkins compartió algunos pensamientos sobre la injusticia social a través de su cuenta de Twitter.

Antes de disfrutar este juego tomemos un tiempo para reflexionar que más del 60 por ciento de la población de las cárceles es de color", escribió Jenkins. "lLa NFL está compuesta por un 70 por ciento de afroamericanos. Lo que ven en el campo no representa la realidad de todos los días en Estados Unidos. Somos una anomalía".
Malcolm Jenkins, profundo de los Eagles de Filadelfia