Jugadores del equipo quitaron las piedras con sus propias manos, para poder seguir con el viaje. / Cortesía
El equipo se dirigía a Mexicali para jugar el tercer juego de la serie final de la Liga Mexicana del Pacífico, pero tuvieron que 'ensuciarse' las manos para liberar la carretera

Jugadores del equipo de beisbol Águilas de Méxicali, que se encuentra jugando las Finales de la Liga Mexicana del Pacífico, tuvieron que detener su marcha cuando circulaban a bordo del autobús del equipo, ya que la carretera en la que viajaban se encontraba momentáneamente obstruída por un deslave.

El equipo se trasladaba de Tijuana a Mexicali a bordo del autobús del equipo, para disputar hoy el tercer juego de la serie final, que disputan contra Cañeros de Los Mochis.

Sin embargo en la carretera, conocida como La Rumorosa, se toparon con un deslave, que impedía que siguieran su paso.

Por esa razón, los jugadores descendieron del vehículo y con sus propias manos comenzaron a remover los escombros para que pudieran seguir su camino al igual que los automovilistas que pasaban por el lugar.

La serie final de la Liga Mexicana del Pacífico se encuentra empatada a una victoria por equipo.

El ganador representará a México en la Serie del Caribe que se disputará a partir del 1 de febrero en el nuevo estadio de los Tomateros de Culiacán, Sinaloa.

Cortesía