Tomada de Twitter
Los elementos del club escualo decidieron dejar de entrenar hasta que les sean depositados los casi cuatro meses que les deben

Veracruz sigue siendo una pesadilla.

Los jugadores del cuadro escualo se disponían a continuar con los entrenamientos de pretemporada cuando se percataron de que siguen sin recibir su sueldo, por lo que tomaron la decisión de no entrenar.

Del plantel que se quedó para el Apertura 2019, después de haber disputado el Clausura, llevan casi cuatro meses sin cobrar, teniendo una promesa de pago para hoy, pero que fue incumplida.

Los elementos del cuadro escualo comunicaron al "profe", Enrique Meza, que realizarían la protesta de manera pacífica.

Si esta inconsistencia sigue su curso, la Liga MX podría prohibir que Veracruz registre fichajes o, incluso, que no participe en el torneo veraniego.

Las deudas no sólo son para el primer plantel.

Fidel Kuri Grajales no ha pagado a los elementos de las categorías Sub-20, Sub-17 y Femenil, además de los empleados administrativos y operativos, por lo que podría haber una gran pérdida económica para liquidar las deudas y se reflejaría en la contratación de nuevos elementos.