FOTO: INTERNET
El actor que protagonizó ‘Mirreyes vd Godínez’ cumple actualmente arresto domiciliario en Miami y lleva en su tobillo un monitor GPS que le permite a las autoridades conocer sus movimientos las 24 horas del día

Fue el 31 de marzo de 2019 cuando Pablo Lyle lanzó un golpe de muerte a un hombre mayor en Florida tras un altercado vehicular. Pero fue hasta este fin de semana que la fecha del juicio por presunto homicidio del actor mexicano quedó fijada para marzo de 2021, así lo determinó una jueza de Miami. Tras una breve audiencia virtual en la que Lyle estuvo presente sin ser visto ni escuchado, la jueza del onceavo circuito del estado de Florida, Marlene Fernández-Karavetsos, dijo que el juicio con jurado comenzará el 15 de marzo. 

Asimismo fijó una nueva audiencia para analizar el estatus del caso el 14 de octubre. “Tenemos que darle la oportunidad de ir a un juicio”, expresó la magistrada después que el abogado defensor Philip Reizenstein le recordó que una corte de apelaciones había rechazado el argumento de Lyle de que actuó en defensa propia, desechando así la posibilidad de una absolución sin recurrir a un juicio.

El actor de 33 años que actuó en la telenovela “Mi adorable maldición” y la serie de Netflix“Yankee”, actualmente cumple arresto domiciliario en Miami y lleva en su tobillo un monitor GPS que le permite a las autoridades conocer sus movimientos las 24 horas del día. El proceso judicial lleva más de un año, desde abril de 2019.

¿QUÉ PASÓ?

La confrontación vehicular inició cuando el cuñado de Lyle trasladaba al actor, su esposa y dos hijos al aeropuerto de Miami y se cruzaron con el automóvil del cubano Juan Ricardo Hernández, de 63 años.

De acuerdo con algunas cámaras de seguridad, Hernández se bajó de su auto en un semáforo en rojo y se acercó a la ventanilla del vehículo en el que viajaba Lyle para reclamar que le habían cerrado el paso. El cuñado de Lyle se bajó de su auto y discutió con Hernández, pero volvió tras ver que su propio vehículo se estaba moviendo. En ese momento Lyle, que estaba en el asiento del acompañante, bajó, corrió hacia Hernández y lo golpeó en el rostro. El señor cayó al piso y el vehículo de Lyle se alejó. El actor fue detenido en el aeropuerto de Miami pocas horas después, cuando se disponía a viajar a México. Salió en libertad bajo fianza.

Hernández murió a los cuatro días en un hospital, por una lesión cerebral causada por el traumatismo. Lyle ha expresado que actuó en defensa propia porque temía que el cubano lo atacara con un arma.

Ante el panorama tan adverso, la abogada de lo familiar en Estados Unidos, Sandra Hoyos, consultada por "Ventaneando", explicó que los abogados de Pablo Lyle aún tienen una esperanza de recuperar la libertar de su cliente, a pesar de que la demanda criminal en su contra busca llevarlo a la cárcel.