AP
Al lanzador mexicano de los Dodgers no le adjudicarán cargos tras revisar su expediente criminal

El Fiscal de la ciudad de Los Ángeles anunció el lunes que no presentaría cargos contra el lanzador mexicano Julio Urías, de los Dodgers de Los Ángeles, relacionado con su arresto por violencia doméstica el 13 de mayo, siempre y cuando cumpla con varias condiciones.

Urías, de 22 años, fue arrestado el 13 de mayo luego de un supuesto altercado con una mujer en un estacionamiento de un centro comercial de Los Ángeles. No sería procesado si acepta participar en un programa de asesoramiento doméstico de 52 semanas y no comete actos de violencia durante un año, dijo el abogado de la ciudad.

El pitcher zurdo mexicano todavía podría enfrentar una acción disciplinaria de las Grandes Ligas, que todavía sigue investigando el incidente.

AP

El Fiscal de la ciudad dijo que estaba aplazando el procesamiento porque Urias no tiene antecedentes de comportamiento criminal y que el incidente no causó ninguna lesión física, ni la mujer involucrada en el altercado indicó a los oficiales de policía o testigos que ella creía que era una víctima.

Después de la detención de Urías, MLB y la Asociación de Jugadores de la MLB acordaron otorgarle una licencia administrativa remunerada el 14 de mayo, en espera de la revisión del video del incidente por parte de la liga, dijeron fuentes a Jeff Passan, de ESPN. Los funcionarios del centro comercial en posesión del video declinaron entregarlo a la MLB, informó Passan, y Urias fue reincorporado el 21 de mayo. En ese momento, la investigación de la liga sobre el incidente seguía abierta.

Desde su reincorporación, Urías ha hecho tres apariciones para los Dodgers.

AP