Fuerza pública. Más de 100 elementos policiacos fueron utilizados para desalojar a ancianos que ocuparon las instalaciones del Palacio Legislativo. / Héctor García
Bueno Zertuche informó que se enviaron dos oficios, uno a la Secretaría de Seguridad Pública y el otro a la Fiscalía General del Estado con el objetivo de mantener el orden en el recinto legislativo

El presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado, Jaime Bueno Zertuche, descartó que se haya ejercido violencia en el operativo de desalojo a los maestros que hacían guardia dentro del recinto legislativo en señal de protesta. Aseguró que Juan Antonio García Villa, presidente de la Mesa Directiva, estuvo de acuerdo con la acción.

En un comunicado emitido por el área de Comunicación Social del Congreso del Estado, Bueno Zertuche informó que se enviaron dos oficios, uno a la Secretaría de Seguridad Pública y el otro a la Fiscalía General del Estado con el objetivo de mantener el orden en el recinto legislativo y descartó que el operativo se haya realizado con violencia.

“No hay ninguna evidencia ni ninguna denuncia formal ante las autoridades de que se haya cometido algún exceso en contra de alguien”, dijo Bueno Zertuche pese a que maestros aseguraron que sí fueron forcejeamos y amenazados.

El legislador reiteró que el dispositivo de seguridad que se montó fue con el objetivo de salvaguardar la integridad de los diputados, así como de los trabajadores del Congreso y los mismos maestros jubilados y pensionados que protestan para exigir una reforma a la Ley del Servicio Médico de los Trabajadores de la Educación.

Finalmente el líder del Congreso del Estado aseguró el operativo de desalojo fue avalado por el presidente de la Mesa Directiva, Juan Antonio García Villa, de acuerdo con la Ley Orgánica del Congreso del Estado.

Hasta el momento no se ha dado a conocer la fecha en la que se reanudará la sesión que se estaba llevando a cabo cuando irrumpieron los maestros en la Sala de Sesiones y se definiera suspenderla.