TMZ reportó que tanto Kim como su familia están conmocionados por el discurso de Kanye West./Foto:Especial
Tras evidenciar que él y Kim se plantearon abortar a su hija North West

Kanye West declaró que está en paz si su esposa, Kim Kardashian decidiera divorciarse de él por sus reclamos de aborto en su primera concentración presidencial en Carolina del Sur el domingo. Durante su extraño discurso, el rapero, con los ojos llenos de lágrimas, reveló que él y Kim, consideraban abortar a su hija North, que ahora tiene siete años.

Su discurso sin guion, que se produjo dos semanas después de que anunció su prácticamente improbable candidatura a la presidencia, dejó a su esposa y a su familia “conmocionados más allá de las palabras”, según TMZ.

Durante su discurso, West dijo que la pareja estaba angustiada por tener un hijo en 2013 cuando Dios se acercó a él en París. Le dijo a la multitud: “¡Casi mato a mi hija!”

Después de considerar sus opciones, West reveló que decidieron quedarse con North después de que Dios le hizo llegar un mensaje mientras trabajaba en su computadora en París. West agregó que si Kim optara por el divorcio, él estaría en paz porque trajeron a su hija North al mundo.

Familiares y amigos cercanos a Kanye también se molestaron porque sienten que el cantante se está convirtiendo en una “distracción para lo que es una elección muy importante”. Sin embargo, las personas cercanas al rapero también tienen temor de que el rapero 'derrumbe algunos de sus asuntos' con sus recientes discursos y podría provocar boicots, informa TMZ.

Kim dio la bienvenida a su hija, North, que ahora tiene siete años, el 15 de junio de 2013. La pareja también tiene hijos Saint, cuatro, Chicago, dos, y Psalm, 14 meses. La estrella de la telerealidad aun no ha reaccionado en los medios respecto al discurso de Kanye West.