Foto: Especial
Kate Beckinsale estuvo en México para promocionar su nueva película, ‘Guerras de sangre’

CIUDAD DE MÉXICO.- A su arribo a la alfombra roja de la película “Inframundo: Guerras de sangre”, la actriz británica Kate Beckinsale dejó a los presentes, entre prensa y fans, con la boca abierta.

Lucía joven, radiante y nadie podía creer que esta bella actriz ya no sea una joven veinteañera.

A sus 43 años, Beckinsale lleva más de la mitad de su vida sobre los escenarios, tiempo suficiente para que aprendiera dos cosas: “aleja a tus hijos de las cámaras y nunca leas nada que publiquen las revistas y periódicos”.

La actriz inglesa llegó a la Ciudad de México para promocionar la quinta entrega de la saga Inframundo, que ahora se titula Guerras de sangre y en entrevista, confesó que la vida le ha enseñado cómo manejar el éxito prematuro y cómo llevar una vida personal alejada de los tabloides.

“Estoy en esto desde los 18, tuve la fortuna de empezar con el pie derecho y mi éxito fue paulatino, siempre me dijeron que era bueno porque cuando vas ganando espacios, son como pequeñas batallas y terreno que te hacen ver que no fue fortuito y hay un trabajo detrás, lo cual te hace mantenerte claro y no dejarte arrastrar por la fama”, dijo la actriz.

Kate, quien dice vivir en Londres para estar alejada de los medios, explicó que actualmente ama hacer personajes que empoderen a las mujeres y aunque su amor está en la actuación, su corazón está con su hija, por ello nunca sacrificaría el tiempo con ella por participar en algún proyecto.

“Hoy tengo la fortuna de poder elegir los proyectos que quiero hacer y eso está en relación a mi hija, todo gira en torno a ella, si filmar interfiere con estar con ella, no lo acepto, no puedo estar tanto tiempo alejada de ella, siempre va a donde yo voy, pero también tiene obligaciones como ir a la escuela y quiero que así se mantenga”, dijo.

Además, su hija Lily Mo (producto de su relación de ocho años con Michael Shee) también
influye en las decisiones artísticas que toma, según confiesa al hablar de cómo fue regresar este años a la saga Underworld.

“Es increíble que mi hija me vea haciendo un papel como Selena, una vampira que lucha contra hombres lobos, se le hace cool, así que podríamos decir que gran parte de que haya regresado a esta franquicia se le debe a ella”, añadió.