Liga NacionalLas 16 recepciones de Keenan fueron claves en la victoria de los Chargers sobre los Jets.
El receptor abierto de los Chargers tuvo la mejor actuación individual esta jornada en la NFL

LOS ÁNGELES.- Ningún jugador recibió más confianza de su quarterback en la NFL que Allen, quien atrapó 16 pases para 145 yardas con un touchdown de Justin Herbert, para ayudar a los Chargers a vencer a los Jets con una victoria por 34-28.

Sí, es sencillo decir, “Bueno, son los Jets”, pero lo cierto es que nadie se acercó al desempeño de Allen. El receptor con mayor número de recepciones de él fue Diontae Johnson, de los Steelers, con 12, y después, nadie más llegó a doble dígitos.

En 19 ocasiones buscó Herbert a Allen en la tarde, y una y otra vez, Allen respondió con las espectaculares atrapadas de siempre.

¿Su único pecado? Un balón suelto provocado por Marcus Maye que fue recuperado por el safety novato de los Jets, Ashtyn Davis.

La recepción de touchdown de Allen faltando 5.33 por jugar en el tercer, a pase de Herbert de 13 yardas, probó ser la anotación que selló el partido, con más de un periodo por jugar. Los Chargers se pusieron arriba por 31-19, y aunque más tarde sumaron un gol de campo, los Jets solamente consiguieron 28 puntos en su intento de remontada.

Las hazañas de Allen suelen pasar desapercibidas en un equipo que suele ser identificado por el modo en que pierde partidos, pero esta tarde, se ganó el sitio de honor en nuestra lista semanal. Al momento, Allen lidera a la NFL en pases dirigidos (111) y recepciones (81), y es octavo en yardas por recepciones (835).

Menciones honoríficas

Dalvin Cook, corredor de los Vikings. Nuevamente, Cook fue la bujía a partir de la cual caminó Minnesota a la ofensiva, aunque al final los Vikings se llevaron un tropiezo inesperado en casa, por 31-28. Cook llevó el ovoide 27 veces para 115 yardas y un touchdown, sumando 45 yardas más en cinco recepciones. Hay dos corredores en la NFL que ya superaron las mil yardas por tierra, y Cook es uno de ellos —el otro, aparece más abajo en nuestra lista—. Sin embargo, ninguno de los 11 mejores corredores en la NFL en yardas acumuladas posee un mejor promedio por acarreo que el 5.32 de Cook.

Ezekiel Elliott, corredor de los Cowboys. Tardó bastante, pero finalmente llegó la actuación que esperaban los fans de Dallas de su corredor estelar. Elliott corrió con determinación en un mano a mano de altísima calidad con Cook, y amasó 103 yardas en 21 acarreos, además de dos recepciones para 11 yardas y el touchdown que abrió el marcador en el juego. Elliott fue efectivo consumiendo reloj y moviendo las cadenas para una ofensiva que, hasta hoy, no tenía mucha idea de cómo administrar un partido.

Minkah Fitzpatrick y Terrell Edmunds, safeties de los Steelers. Los Steelers tienen dos profundos elegidos en la primera ronda del Draft 2018, y hoy ambos fueron fundamentales para limitar a los Jaguars a solamente tres puntos, anotándose dos intercepciones cada uno en la victoria de Pittsburgh por 27-3.

Derrick Henry, corredor de los Titans. La valía de Henry como corredor se hace cada vez más evidente conforme progresa el partido hacia el último periodo, y eso quedó en evidencia esta tarde, cuando anotó con aparente facilidad el touchdown del triunfo en la prórroga ante los Ravens, quienes parecían haberse dado por vencidos en sus intentos de tacleada. Henry culminó la jornada con 28 acarreos para 133 yardas y el touchdown, extendiendo el dominio de Tennessee ante Baltimore. Supera, por apenas 10 yardas, a Cook en el liderato terrestre por la temporada.

Adam Thielen, receptor abierto de los Vikings. Thielen abrió el partido con una recepción de touchdown espectacular a una mano, y luego sumó una segunda para la causa de los Vikes, aunque resultó insuficiente ante Dallas. Lo cierto es que, con ocho atrapadas para 123 yardas y las dos anotaciones, era imposible no incluirlo en nuestra lista a pesar del descalabro.