Encuentro. Los mandatarios de Corea del Norte (izq.) y EU (der.) se reúnen tras meses buscando la desnuclearización del primero. / AP
Ambos se volvieron a encontrar en el hotel Sofitel Metropole, de la capital vietnamita, para dar paso a una primera reunión cara a cara que duró 40 minutos.

HANÓI, VIE.- El líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, iniciaron con optimismo contenido la segunda jornada de su cumbre en Hanói, en la que está prevista la firma de una declaración para lograr avances en desnuclearización del país asiático.

Ambos se volvieron a encontrar en el hotel Sofitel Metropole, de la capital vietnamita, para dar paso a una primera reunión cara a cara que duró 40 minutos.

Al comienzo de la reunión, Trump dijo que no tiene prisa en su proceso de negociación con el líder norcoreano, porque lo que quiere es alcanzar “el acuerdo correcto” sobre la desnuclearización de Corea del Norte.

“La velocidad no es importante, lo importante es que lleguemos al acuerdo correcto”, dijo el presidente estadounidense.

Por su parte, Kim Jong-un apuntó que “aún es pronto” para valorar si el actual diálogo bilateral producirá un acuerdo exitoso, aunque al mismo tiempo se mostró optimista.

“Es demasiado pronto para decir (si será un éxito). Pero no puedo decir que ahora mismo sea pesimista. Tengo la sensación de que saldrá un buen resultado”, dijo Kim a la prensa.

Trump y Kim salieron de la sala donde se reunieron a solas y caminaron por el patio del hotel mientras charlaban animadamente, con sus dos traductoras justo detrás de ellos.

El encuentro de Hanói es la segunda reunión entre ambos líderes después de la histórica de Singapur de 2018.

EXCLUYEN A REPORTEROS

La Casa Blanca prohibió a reporteros de Reuters, AP, Bloomberg y Los Angeles Times realizar la cobertura de la cena entre Donald Trump y Kim Jong Un, después de que dos de ellos le hicieran preguntas al presidente de EU durante las interacciones iniciales con el líder norcoreano.

Los reporteros le preguntaron a Trump sobre la cumbre y el testimonio en el Congreso de Michael Cohen.

Más tarde se excluyó a los reporteros de la cobertura de la cena debido a lo que la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo eran “susceptibilidades sobre las preguntas exclamadas durante las oportunidades previas”.

ENTÉRESE

>  La cumbre de Hanói es la segunda reunión entre Donald Trump y Kim Jong-un después de la histórica de Singapur de 2018; la meta es la desnuclearización de Norcorea.

Con información de EFE y El Financiero