Foto: Especial
El Consejo de Administración de Kimberly-Clark es presidido por Claudio González Laporte, quien ha sido acusado desde hace años por López Obrador de ser uno de los empresarios que buscó impedir su llegada a la Presidencia

De acuerdo a Forbes, está medida es generada por la desconfianza de algunas decisiones tomadas por la actual administración de AMLO.

El director general de Kimberly-Clark, Pablo González Guajardo, destacó que la empresa no realizará inversiones en el corto plazo. González Guajardo sostuvo que “la economía se ha desacelerado significativamente y el consumo interno solo está creciendo un poco y, desafortunadamente, continuamos viendo anuncios de nuevas políticas por parte del gobierno que podrían no ser lo que nos gustaría para comenzar a invertir en el corto plazo”.

En esta línea, mencionó informes de estimaciones sobre aumentos para el próximo año, no obstante, hizo referencia a la reducción de costos prevista para 2020. El Consejo de Administración de Kimberly-Clark es presidido por Claudio González Laporte, quien ha sido acusado desde hace años por López Obrador de ser uno de los empresarios que buscó impedir su llegada a la Presidencia.

 

“Claudio González es perverso e influyente. Participó en el fraude electoral del 2006 y, en diciembre del 2012, recomendó al gobierno que aumentara la gasolina de 10 a 20 pesos por litro, y le hicieron caso. Ahora le está pidiendo a EPN que nos robe la Presidencia. Es temible”, escribió López Obrador en febrero de 2018, en su última campaña electoral.

En la misma línea, López Obrador ha señalado al empresario de beneficiarse de los gobiernos “neoliberales”.

El Portal de Obligaciones y Transparencia revela que el grupo empresarial no tuvo que competir para ganar un solo contrato durante el sexenio de Enrique Peña Nieto y a través de la Distribuidora Conasupo (Diconsa), que depende directamente de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), recibió por adjudicación directa un monto de 296,115,818 pesos.

Gónzález Laporte es padre de Claudio X. González Guajardo, quien dirige la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, una de las involucradas en la resistencia legal que enfrentó el aeropuerto de Santa Lucía; en consecuencia, el mandatario ha tildado a González Guajardo de ser un conservador.

Con información de Forbes