El próximo martes se darán a conocer los ganadores de la National Board of Review a lo mejor en cine del 2021, y como es tradición varios de sus títulos pueden ser candidatos al Oscar. 

Entre los títulos que este año podrían aparecer pueden estar algunas de las recomendaciones que hemos hecho en estos espacios en lo que va del año de la producción independiente “Nunca, casi nunca, a veces, siempre”, de Eliza Hittman, y la de Netflix “Fragmentos de una Mujer”, de Kornél Mundruczó, a la producción de Amazon Studios “Una Noche en Miami”, ópera prima en la dirección de la actriz Regina King, y a esos títulos se puede agregar otra película que como la anterior se estrenó la semana pasada en la plataforma de Amazon Prime que viene precedida de varios festivales y premios titulada “La Asistente” (“The Assistant”), ópera prima en la ficción de la reconocida documentalista norteamericana Kitty Green. 

De ahí que a la manera contemplativa de un documental, “La Asistente” da seguimiento a un día de trabajo en las oficinas de una importante productora de cine de la ciudad de Nueva York en donde Jane (Julia Garner), la callada y eficiente asistente de un poderoso ejecutivo de la industria cinematográfica comienza a percatarse del abuso que su superior lleva a cabo a actrices que buscan una oportunidad en este negocio y por consiguiente podrían poner en peligro su trabajo. 

Escrita y dirigida por la mencionada Kitty Green, “La Asistente” comenzó a hacer ruido en festivales desde el año 2019 debido a que, sin mencionarla abiertamente, su trama fue inspirada en el famoso caso de abuso sexual del hoy encarcelado magnate del cine hollywoodense Harvey Weinstein, recreando lo que hubiera podido ser la forma en la que en lo que los trabajadores varones de su oficina dejaban pasar los abusos sexuales que infringía en la persona de muchas actrices que buscaban una oportunidad importante en alguna de sus películas, la mayoría de las mujeres laborando bajo sus órdenes terminaron por destapar el escándalo que hoy la mayoría del mundo conoce. 

Teniendo como protagonista principal desde su título a la actriz Julia Garner como “La Asistente” en cuestión, tiene con su vigorosa interpretación la esencia de esta historia de denuncia, y al irnos involucrando emocionalmente con ella conforme va transcurriendo su día y enfrentándose a los descubrimientos que va haciendo, se puede entender el por qué Julia Garner ha pasado de ser un rostro reconocido por el cine independiente en la última década desde sus papeles secundarios en “Martha Marcy May Marlene” (Sean Durkin, 2011) y “Las ventajas de ser invisible” (Stephen Chbosky, 2012) y los que le dieron dos Emmys consecutivos gracias a la serie de Netflix “Ozark” a que nada menos que la mismísima “reina del pop”, Madonna, la esté considerando seriamente para protagonizar su biopic. 

Tanto por su tema como por su propuesta que, como mencionamos al inicio de este comentario, se desarrolla a la manera de una docu-ficción, “La Asistente” es otro de los importantes títulos estrenados de entrada en los Estados Unidos en el año 2020 que se une a otros como los mencionados de “Nunca, casi nunca, a veces, siempre” o “Fragmentos de una Mujer” con protagónicos femeninos necesarios en el contexto de un mundo donde a nivel global se crucifica a mujeres por pensar en opciones que van de dar a luz a decir no en una situación de abuso masculino. 

 

Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com

Twitter: @AlfredoGalindo