Al lector y elector
Llegó el día de la verdad:
sin fake news y sin encuestas,
su voto de calidad
tuvo todas las respuestas.
 
Victorias pírricas
Venció, mas no convenció.
Dos elecciones de Estado
y el PRI salió derrotado:
la mitad no le creyó.

Calefacto hasta el fin 
Madruguete y caballazo,
la protesta callejera
no le dará lo que espera.
Anaya ha dado un mal paso.
 
Déjenlo que mienta
Esa tétrica sonrisa
que exhibió Ricardo Anaya
en foros de Televisa:
murió risueño en la raya.
 
Poselectoral 
Se comportó el canal 7
con una decencia inglesa:
si el PAN con él arremete,
golpeará en balde la mesa.
 
Papalote en flotación
Siete meses de ignominia
le quedan todavía a Chilo,
quien continuará en la línea
aunque le han cortado el hilo.
 
Globo fugaz
Pues se la creyó el votante,
marcha airosa la mentira;
pero creo que Anaya estira
de más el hilo volante.
 
Reflexión 
Coahuila es sólo un espejo
distractor del Edomex,
donde ganó —dura lex—
el PRI más duro y añejo.
 
Llevados por la mala
Infirieron a Obrador
daño más grave, y se espantan.
El PAN nunca fue mejor:
se llevan y no se aguantan.
 
Defensa propia
Pues bien. Yo emití tres votos
por mi partido. Es el Joven.
Ojalá no se los roben
ni estén quemados o rotos.