FOTO: INTERNET
La cuarta temporada de la popular serie española se estrenó este viernes en Netflix, justo a tiempo para aquellos que buscan algo nuevo para ver en esta cuarentena. El programa se ha convertido en uno de los shows más adictivos de los gigantes del streaming, aquí te decimos algunos datos curiosos que te sorprenderán...

“La Casa de Papel” está de vuelta. La producción hispanohablante más exitosa del último tiempo estrenó este viernes su cuarta temporada, pero en un contexto muy distinto: en medio de una cuarentena mundial y cuando precisamente las series han reemplazado a las superproducciones que conquistaban la pantalla grande. 

Pero para que estés preparado para el maratón que te espera este fin de semana, VANGUARDIA te dice algunos datos curiosos que te sorprenderán sobre esta serie aunque seas muy fanáticos, y si no lo eres, seguro que lo intentas en esta contingencia sanitaria.

1) La serie comenzó con otro nombre. Aunque ahora no concibas otro nombre para “La Casa de Papel”, antes en lugar de hacer énfasis en el lugar del atraco, lo hicieron en los protagonistas de la historia. El título original era “Los Desahuciados”. Finalmente lo cambiaron y quedó “La Casa de Papel”, en referencia a La Casa de Moneda y Timbre, en donde suceden los hechos.

2) ¿Te imaginas a Oslo con el nombre de Valencia? Los primeros nombres que pensaron para sus protagonistas tampoco fueron los que conocemos. Oslo iba a ser Valencia, y Moscú sería Chernóbil; Nairobi usaría en un principio el nombre de una nación africana: Camerún. Tokio y Berlín, por su parte, respetaron sus nombres desde el primer momento.

3) El piloto de la serie, que derivó en el primer capítulo de la saga, se hizo 52 veces. Ahí la producción entendió que la trama estaba lista para ser contada, al igual que la historia de cada uno de sus personajes. Por otro lado, el rodaje de la escena inicial entre El Profesor y Tokio en el auto duró más de cinco horas.

4) La Casa Nacional de la Moneda y Timbre de Madrid no ha sido el verdadero escenario de la serie siempre, en donde se lleva a cabo el atraco en verdad es en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Todas las escenas al aire libre se filmaron los sábados y domingos, únicos días en que consiguieron el permiso para rodar. Por otro lado, el interior de la institución, según lo que se ve en la serie, es escenografía. Y los millones de euros se imprimieron en las rotativas del Periódico ABC, y en papel de diario, justamente.

5. En las escenas de los tiroteos, la producción aprovechó que quienes disparan llevan la cara cubierta con máscaras de Dalí y debajo de los trajes había especialistas en armas con ametralladoras que disparaban aire en vez de municiones de salva. Los vidrios rotos de los patrulleros de la policía, por su parte, estaban hecho de azúcar.