Archivo
El miércoles, la empresa anunció que subirá los precios de sus refrescos debido a los aranceles impuestos recientemente por el presidente de EU, Donald Trump, al acero y el aluminio

Pronto, la Coca-Cola va a ser más cara en EU.

El miércoles, la empresa anunció que subirá los precios de sus refrescos debido a los aranceles impuestos recientemente por el presidente de EU, Donald Trump, al acero y el aluminio.

El máximo responsable de Coca-Cola, James Quincey, anunció la decisión durante una conferencia telefónica con inversores y nuevamente en otra conferencia telefónica con la prensa.

Quincey justificó la decisión por el alza en los costos del transporte y el metal provocada por los aranceles de Trump a los bienes chinos.

Archivo

“Tuvimos que asumir un aumento de los precios con nuestros socios de embotellado en nuestro sector de bebidas espumantes a mediados del año, algo relativamente inusual”, declaró Quincey en el programa Squawk on the Street de CNCB tras la conferencia. “O sea, aumentaron el acero y el aluminio. Aumentó el costo de la mano de obra”.

Recientemente, el Gobierno de Trump impuso aranceles al acero y aluminio proveniente de países como Canadá, México y la Unión Europea, con lo cual subirán los precios de cosas como las latas de refrescos, según CNBC.

“Los aranceles a los metales son uno de los muchos factores que nos hacen salir en pleno año a anunciar un aumento de precios”, declaró Quincey.

Pero el ejecutivo admitió en su conferencia con los inversores que quizás su empresa tenga una ventaja respecto a las demás: sus productos son de fabricación local.

“Nos concentramos mucho en la creación de empresas locales con fábricas, puestos de trabajo y mano de obra local”, afirmó Quincey, según CNBC. “Una reducción del comercio y la aplicación de aranceles harán que la economía crezca menos y al final eso nos afectará”.

Coca-Cola se transforma en el primer miembro de la industria global de las bebidas en anunciar aumentos de precios. Las cerveceras, que también dependen del aluminio, también evalúan aumentos, según BuzzFeed News.

Quizás el presidente Trump sienta esos aumentos porque es un fan de la Diet Coke, según varios medios. De hecho, se informa que bebe 12 latas por día.

Esta semana, CNN obtuvo una grabación secreta del abogado Michael Cohen, en la cual este y Trump discuten cómo comprarían los derechos de publicación de la historia de una modelo sobre un supuesto amorío con Trump. En esa grabación, Trump le pide una lata de Coca a alguien.