El servicio de emergencias recibió una llamada de la propia joven, quien admitió acuchillar a su suegro y matar a su pequeña “porque le pidió cereal”. Foto: Especial
Su defensa alegó que tenía problemas de psicosis. Según su abogado, ella creía que su hija y su suegro fueron reemplazados por clones

Estados Unidos. Las autoridades judiciales de Texas (Estados Unidos) condenaron a cadena perpetua a una madre tras ser hallada culpable del asesinato de su hija de 5 años, a quien apuñaló y decapitó. La mujer contó a las autoridades que le quitó la vida “porque le pidió cereal”.

El hecho ocurrió el 5 de enero de 2017, en una casa del poblado de Kyle, ubicado al suroeste de Austin. La policía respondió al llamado de Eustorgio Arellano, quien aseguraba que su nuera Krystle Villanueva lo apuñaló por detrás y que ella estaba dentro del domicilio con su niña de cinco años. El hombre consiguió escapar tras ser atacado por la mujer.

Krystle Villanueva mató a su pequeña hija con extrema violencia. Foto: Especial

Contemplando la posibilidad de que Villanueva tomara a su hija como rehén, las autoridades enviaron equipos especiales y negociadores a la vivienda indicada. Al poco tiempo, el servicio de emergencias recibió una llamada de la propia joven, quien admitió acuchillar a su suegro y matar a su pequeña “porque le pidió cereal”, según informa la revista People de Estados Unidos.

Los efectivos ingresaron al domicilio y encontraron el cadáver de la menor. La madre, por su parte, estaba desnuda y posteriormente fue arrestada.

Foto: Especial

En el juicio, el abogado defensor de la joven solicitó que se la declare no culpable, alegando que tenía problemas de psicosis. Según el letrado, ella creía que su hija y su suegro fueron reemplazados por clones y que debía matarlos para “traer de vuelta a los originales”.

El jurado rechazó esta versión y sentenció a Villanueva, de 27 años, a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. La mujer también recibió 20 años por asalto agravado con un arma mortal contra su suegro, de acuerdo con la citada revista de Estados Unidos.

En otro caso, madre secuestra a su hija, la mata y lanza su cadáver a un contenedor

Una mujer de Angers (Francia) confesó haber secuestrado y asesinado a su hija de un año y depositado su cadáver en un contenedor de ropa. La madre presentaba problemas psiquiátricos, razón por la cual las autoridades dispusieron que viviera apartada de su pequeña.

Nathalie Stephan mató a su hija de apenas un año. Foto: Especial

Nathalie Stephan, de 39 años, tenía autorizado ir a visitar periódicamente a su hija, Vanille, de un año, quien ahora se encontraba al cuidado de una familia de acogida tras la decisión tomada por un juez de menores. El viernes pasado, la mujer se llevó a su bebé en vez de entregarla al trabajador social, según dijo Eric Bouillard, fiscal de Angers.