‘Invasión’. La crisis no parece afectar a los saltillenses, quienes desde hace dos semanas a diario abarrotan las calles y comercios del centro de la ciudad. Fotos: Vanguardia/Omar Saucedo
En las principales calles de primer cuadro de la ciudad, la aglomeración de gente y coches se ha vivido en las últimas semanas
La inflación en México alcanzó en agosto el pico más alto de los últimos años, con 6.66 por ciento... y la variación en los meses siguientes no ha sido muy benévola para el consumidor, aunque esto parece no preocuparles a los saltillenses, quienes literalmente saquean los comercios de la ciudad.
 
Tiendas de regalos, zapaterías, de ropa, accesorios, perfumerías, de autoservicio, restaurantes, salones para eventos sociales, todo resulta insuficiente para la gran demanda de estas fechas donde el consumismo se ha vuelto una tradición.
 
En las principales calles de primer cuadro de la ciudad, la aglomeración de gente y coches se ha vivido en las últimas semanas. Quien se “atreva” ir al primer cuadro de la ciudad, ya sea caminando o en coche, debe estar “armado” de una buena dosis de paciencia.

A tres días de que llegue la fecha legal (20 diciembre) para que las patrones otorguen el aguinaldo a sus trabajadores y empleados, la tiendas departamentales, mercados u dulcerías se muestran repletas.

La calle de Aldama, Pérez. Treviño, Victoria y Juárez, son las que presenten un caos vial de gran extensión.

La misma situación se vive en las plazas comerciales: en la Nogalera, Real Sendero Sur o el Parque Centro reportan gran afluencia de clientes.

Asimismo, las tiendas de sex shop viven su temporada “alta”, ya que la segunda quincena de diciembre es cuando la afluencia a este tipo de comercios se incrementa hasta en un 50 por ciento.