Por: Marco Antonio Yeverino Rodríguez*

A la democracia la entendemos como esta idea general que plantea la posibilidad de elegir libremente a quién nos represente y nos gobierne. Percibimos a la emisión del voto como parte de un evento que, de tanto en tanto, interrumpe nuestra vida diaria. Más allá de los resultados, nuestra experiencia democrática pareciera limitarse a eso; a votar cada cierto tiempo.

¿Cómo influimos entonces en este ejercicio?, ¿podemos hacerlo en realidad? Bien, ambas cosas son posibles. La participación de la ciudadanía ha sido una pieza fundamental en el funcionamiento de nuestro sistema democrático los últimos 30 años. Desde la reforma electoral de 1989-1990, los mecanismos para organizar las elecciones han sido objeto de una ciudadanización gradual pero constante, tanto en la integración de sus órganos de dirección como en las tareas relacionadas con la emisión de la votación, su conteo y la publicación de los resultados.

De la misma forma, el involucramiento de la Sociedad Civil ha influido positivamente en la democracia mexicana, ya que, a través de la misma, diversas agrupaciones ciudadanas han realizado aportaciones que controvierten y transparentan el trabajo y las acciones tanto de organizadores como de participantes en las contiendas electorales.

Sin embargo, aún existe camino por recorrer; es necesario que continuemos participando activamente, ya sea a través de las organizaciones de la Sociedad Civil como observadores, mediante la presentación de propuestas de mejora, solicitando información para la realización de investigaciones independientes, o bien, a través de las mismas instituciones electorales locales al atender las convocatorias para integrar sus órganos de dirección, o cumpliendo con nuestra responsabilidad ciudadana cuando somos elegidos como funcionarios de casilla.

Todas las anteriores representan oportunidades únicas para influir directamente en el futuro de nuestra sociedad, y nos brindan una perspectiva diferente –diametralmente distinta– de lo que creemos que es la democracia.

Coordinador de la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Electoral de Coahuila

Miembro del Servicio Profesional Electoral Nacional

@marco_yeverino