Archivo
Propietaria del comercio afirma que “no se vendió ni se venderá”; está en pláticas con inversionistas locales

El histórico restaurante saltillense La Canasta está en negociaciones para ser arrendando a un grupo de inversionistas locales, aseguró su propietaria Graciela Garza Arocha.

No se vendió ni se venderá (…) está en negociaciones de arrendamiento”, dijo Garza Arocha en entrevista con VANGUARDIA.  

La empresaria aseguró que esta decisión se debe a que “como los toreros hay que saber retirarse a tiempo antes de que nos cuerne el toro”, luego de 53 años de trabajo ininterrumpido en este negocio que se convirtió en toda una tradición para la localidad.

Garza Arocha aseguró que entre el grupo de inversionistas a quien se arrendaría el negocio se encuentra Javier Alanís Verástegui.

La decisión de arrendar el restaurante se debió, además del tiempo de operarlo ininterrumpidamente, a una situación que Garza prefirió no identificar y calificó como “vergonzosa”, la cual vivieron en enero de este año.

Condecorada. Garza Arocha recibió la Presea Saltillo 2018 recientemente.

La empresaria señaló que se encuentra en perfecto estado de salud, “pese a que varias veces ya la han ‘matado’”.

La Canasta es uno de los restaurantes emblemáticos e históricos de la localidad. Entre su menú se encuentra el arroz huérfano, del cual dicta la tradición que se le llama así porque “no tiene madre”.

Garza Arocha recientemente recibió la Presea Saltillo 2018 que le fue otorgada por el Ayuntamiento de Saltillo.