Estoy a la espera de recibir noticias de mi marido, de si lo intentara con su amor del pasado o seguirá su camino al lado mío como estos 20 años juntos.

Él esta en otro país, hace poco fue su cumpleaños y no pude estar con él, igualmente le envié a su lugar de residencia momentánea un desayuno con globo incluido con la frase “te amo, hoy con la tecnología se hacen maravillas”, que si lo sorprendí, creo que si, él solo sabe si realmente le encantó o qué pasó por su cabeza en ese momento...Yo en todo momento, aunque la distancia nos separa ahora, le demuestro mi amor y ganas de verlo. La historia no sé cómo seguirá, por el momento estoy mucho más tranquila, no tan triste como aquel periodo que supe que tenía a otra persona en su corazón y no la puede olvidar.

Cuando lo supe se me cayó el mundo, pero así es la vida. Cuando crees estar segura de lo que tienes a tu lado, resulta no ser así. Si el decide continuar conmigo, yo quisiera que me acompañara a conocer mi país, porque me fui de allá a los 18 años. Y si no que el destino siga su curso.

A la espera

 

Estimada A la espera,

creo que debes ser tú la que debe poner en una balanza y analizar si estás dispuesta a continuar cuando tu esposo vuelva. La distancia, en este caso puede ser una buena aliada. Date tiempo para meditarlo, si puedes, escribe los pros y contras y luego piénsalo bien.

Solo hay una vida y uno debe construir su propio destino, no somos barcos a la deriva