Edwin N. quedó preso, por violencia doméstica

Las agresiones de Edwin Ramón N. no quedaron impunes, pues su pareja decidió denunciarlo a las autoridades, cansada ya de los constantes maltratos y vejaciones que recibía.

La madrugada del jueves, cerca de las 00:20 horas, Julieta N, de 42 años, escuchó los gritos de auxilio desesperados de Alma N, nombre ficticio de la víctima de 29 años, por lo que se preocupó de que algo estuviera pasando.

Minutos después, alguien tocó a la puerta de Julieta, en la calle Pablo Mejía, de la zona centro, y al abrir se encontró a Alma, golpeada en la cara y con una crisis nerviosa, pidiendo ayuda.

Julieta acogió en su hogar a Alma y se comunicó con los números de emergencia 911, acudiendo a la brevedad elementos de la Policía Municipal, quienes al ver el estado de la afectada actuaron para detener al responsable.

Alma aseguró que fue su pareja, Edwin Ramón, de 26 años, quien la atacó brutalmente dentro de su domicilio, sin motivo aparente, situación que se repetía de manera constante, sin haberse decidido nunca a denunciar debido al miedo que le tenía al hombre.

Pero el temor terminó esa madrugada, cuando Alma dio pie a los oficiales para entrar en su hogar y llevar detenido a Edwin, quien fue presentado ante el Ministerio Público del Centro de Justicia y Empoderamiento para la Mujer, y podría enfrentar pronto un proceso judicial en su contra.