Diferente. Para los amantes de las narraciones oscuras, la puesta en escena es imperdible. Fotos: Vanguardia/Mayra Franco
Esta producción de Diáspora Teatro con temporada en septiembre es una obra compleja, técnica y narrativamente, que presenta el lado más oscuro del ser humano

¡No te lo pierdas!
La hoguera
¿Cuándo?: viernes, Sábado y domingo ¿Dónde?: Centro Cultural Casa la besana
Costo: 200 pesos

 

La Hoguera no es una obra para cualquiera. Es densa, es oscura, es cruel. Juega con las fibras más sensibles del espectador; con sus prejuicios, sus demonios y hasta con su paciencia, a través de cada una de las tres historias que la componen presenta de una manera tan singular como difícil de digerir al principio.

El libreto del canadiense David Paquet, traducido por Héctor Castañeda y montado por Luis Falcón y el equipo de Diáspora Teatro, es la segunda ocasión que esta puesta en escena se monta en el país.

Historia. Se narra la vida de unas trillizas en un edificio de tres pisos.

Tres escenas narran la vida de unas trillizas (Claudia, Claudina y Claudette), que viven hacinadas en un edificio de tres pisos; la de una pareja de inadaptados sociales que encuentran en presencia del otro la compañía que les hacía falta (Carol y Clemente) y la de una mujer con un oscuro y violento fetiche (Carolina).

Falcón decidió para este montaje hacer que el elenco actúe cada una de estos actos al unísono, aprovechando la tridimensionalidad que Casa La Besana ofrece —con butacas alrededor del escenario—, lo que conlleva a una experiencia aún más densa, pues el público se encontrará inmerso en el caos de tres distintas historias interpretadas a la par en un reducido espacio.

Tal característica, sin embargo, es el aspecto que hace a esta producción de “La Hoguera” destacar, pues aunque en los momentos álgidos de cada escena pueda convertirse en una cacofonía, la sincronización entre los miembros del elenco es tan precisa que las interacciones necesarias para la comprensión de cada giro de la historia sorprenden.

Así, en un escenario dividido en tres frentes abiertos a cada lado del teatro, las escenas van rotando —como si giraran sus personajes a fuego lento— y presentan una a la vez un trozo de la imagen completa de la obra.

Por lo tanto, ya sea que al acudir a cualquiera de las funciones el público ocupe el espacio central o alguno de los laterales, presenciará la puesta desde perspectivas diferentes, empezando tal vez por la historia de las trillizas, o por el cuento de Carolina, o por el retorcido romance de Carol y Clemente hasta que el ciclo se cierre y pueda comprender la historia que poco a poco se desenvolvió —siempre completa pero incomprensible sin el final— frente a sus ojos.

Sincronía. Los tres escenarios que se presentan simultáneamente, logran una armonía casi perfecta.

Revelar mayores detalles de las vidas de estos personajes y cómo se relacionan entre sí arruinaría la experiencia del espectador, pero no está de más advertir que este thriller psicológico, como cualquier otra obra del género, no augura un final feliz.

Acudir a ver “La hoguera” es precisamente eso: sentarse alrededor de una fogata para observar a seis personajes poco a poco consumirse entre la violencia, la locura y las pasiones carnales más desviadas en un ciclo que retrata un lado del ser humano que no suele explorarse.

Esta producción independiente se presentará durante los viernes, sábados y domingos de septiembre en punto de las 20:00 horas en el Centro Cultural Casa La Besana, con un costo de entrada de 200 pesos que, para aquellos que gustan de este tipo de narraciones oscuras, vale cada centavo.