Fotos: Especial
En los últimos cuatro años la región ha sumado un total de 253 muertes por esta causa; el récord para el año con más suicidios fue el 2014 con un total de 77 casos; faltando tres meses para que concluya el año, la región se encuentra a 20 casos de diferencia para alcanzar la cifra fatal

Suicidio, qué pasa con los que se quedan?

El que muere deja en sus deudos una penosa carga, que agravan los problemas financieros

Saltillo vive una situación alarmante de unos años a la fecha; el alto índice de suicidios.

Cada vez más personas ponen en entredicho la vida, a la que consideran sin sentido.

Si bien es un problema de difícil solución, y casi todos los esfuerzos están encaminados a explicarlo y reducir sus índices, no se habla tanto de lo que pasa con los familiares cercanos, tanto emocionalmente como en su vida cotidiana.

De este a realidad surge la pregunta: ¿qué hay para los que se quedan?.
Esta manera de morir deja una estela de odio, rabia, pena y culpa entre los sobrevivientes.

Un empresario y coordinador de funerales reveló que es durante estas despedidas que surgen nuevas rencillas entre las familias. En la mayoría de los suicidios, la herencia para sus seres queridos son problemas financieros y humanos.

“Las familias quedan enojadas, como que se achacan los problemas. Por decir, si fue un esposo, su familia le reclama a la esposa y así”, compartió el trabajador bajo el anonimato, debido al respeto que guarda a sus clientes.

UNA SACUDIDA EMOCIONAL

A diferencia de otro tipo de muertes, donde familiares de cierta forma asimilan enfermedades terminales, el brote de problemas resulta común entre los asistentes al funeral.

De acuerdo a la fuente consultada por VANGUARDIA, en este tipo de casos suelen registrarse más roces durante su velación.

“Uno no se mete, pero suele coincidir que en estos eventos es cuando se escuchan más conflictos o se dan en las salas”, dijo el entrevistado.
Más allá de los conflictos familiares, algunas personas heredan problemas económicos a quienes los despiden.

Tal es el caso de las personas casadas por bienes mancomunados, y que al adquirir una deuda la comparten. Es así que al morir uno de los dos, le deja el compromiso económico al deudo.

De acuerdo a la Condusef, las deudas de la persona fallecida se pagan por medio de un seguro, generalmente los familiares no estarían obligados a pagar las deudas del finado, aunque existen excepciones.

¿Las deudas se heredan?

Los herederos no están obligados de forma directa a pagar las deudas. 

Por ejemplo, una deuda no se transfiere de padres a hijos, sino que los bienes de los padres son garantía para saldar las deudas
pendientes.

El único momento en que alguien puede estar obligado a pagar una deuda de una persona fallecida es cuando existe responsabilidad solidaria, es decir, cuando aceptó ser aval o fiador, coincidieron los expertos.

Pasivos como los saldos departamentales pueden seguir activos pese al fallecimiento del titular; los créditos hipotecarios incluyen un seguro de vida que liquida la deuda en estos casos.

EN CLARO

Si usted responde que sí a uno de estos seis puntos, sería responsable de pagar la deuda de su finado:

*Firmó como aval

*Si no hay testamento un tribunal puede nombrar a un administrador.

*Co-firmó la obligación

*Es el cónyuge de la persona fallecida

*Es albacea (persona nombrada en un testamento responsable de liquidar la deuda)

*Es responsable legalmente de liquidar la herencia del finado y no cumpliste con ciertas leyes aplicables.

*En el caso de las tarjetas de crédito del finado, a pesar de que los lineamientos de cancelación y seguros dependen de la institución, es necesario solicitar la cancelación del plástico incluso vía telefónica.

DATOS

67.1 de las mujeres que cometieron suicidio no trabajaban.

800 mil personas se quitan la vida al año en todo el mundo, según datos de la OMS.

31.8 por ciento de los suicidas contaban con estudios de secundria.

A tres meses de que termine el 2017, ya se superó el número de suicidios de todo el año pasado

Detrás de esta cifra de por sí amarga, inquieta el hecho de que cada vez es mayor el número de menores de edad que contemplan la idea de matarse.

La ciudad de Saltillo ocupa el tercer lugar en búsquedas de la palabra suicidio y términos relacionados en todo el país. 

El primer lugar ha sido durante dos años consecutivos para Aguascalientes, coincidiendo con la ciudad coahuilense en repetir dentro las tres posiciones durante el 2016 y 2017.

LOS FOCOS ROJOS

En los últimos cuatro años la región ha sumado un total de 253 muertes por esta causa; el récord para el año con más suicidios.

La organización mundial de la salud promedia a nivel mundial 800 mil suicidios al año y es la cifra de intentos una de las más escalofriantes: Hay indicios de que por cada caso de suicidio probablemente haya más de 20 que intentan suicidarse. Esta cifra varía mucho según el país, la región, el sexo, la edad y el método de suicidio.

A finales de agosto, municipio puso manos a la obra con un programa para la prevención del suicidio “abraza la vida” dirigido a jóvenes para crear conciencia en aquellos menores para que se solidaricen con las personas menos sociables a fin de crear lazos
de unidad.

MOTIVACIONES

Dentro de las causas que lo provocan, se indican diversos factores biológicos, psicológicos, sociales, ambientales y culturales. Entre ellos, destacan “las enfermedades mentales, principalmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales” .

Otros factores de riesgo que se mencionan son el aislamiento, salud precaria, baja autoestima, desesperanza, sentimientos de rechazo e incapacidad para resolver problemas. Algunas señales de alerta podrían ser antecedentes de daño a sí mismos, o bien avisos del deseo de quitarse la vida .

LA ESTRATEGIA

Para hacer frente a la problemática y convocar a la adopción de medidas a nivel mundial, la OMS y la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (AIPS), establecieron el 10 de septiembre como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

Con el propósito de contribuir a esta causa, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), pone a disposición de la sociedad, información estadística actualizada sobre estos hechos, ya que le mejor manera de enfrentar un problema, es conociéndolo.

LA IDEA DE SUICIDIO VA GERMINANDO

Si bien el perfil del suicida es diverso, y hay diferentes tipos de suicidio —desde el melancólico al político—, decidirlo lleva tiempo.

PRODUCTO DE LA DESOLACIÓN

Un síntoma de que algo está mal es la caída en las adicciones; eso puede desencadenar un suicidio, sumirse en la depresión

INDISPENSABLE EL APOYO
Hablar es una herramienta importante para aliviar la presión, y si se hace con un experto es todavía mejor.

Temor a vivir, el problema 

Por: MOISÉS RODRÍGUEZ

Cada suicidio es una tragedia y cualquiera que sea la creencia, suicidarse es abrazar la nada.

Si se tiene un pensamiento religioso, al matarse el hombre traiciona un principio vital y se pierde; si lo que lo anima es un pensamiento racional o científico, matarse es desaparecer.

En cualquier de los dos casos, se trata de una flaqueza de espíritu.

Decía Spinoza que el hombre libre en nada piensa menos que en la muerte, y que toda su sabiduría es sabiduría de vida.

El suicida está entonces atrapado entre lo parece que sabe; y al tiempo que se cree dueño de sus actos, se siente fuera de sí.

En El Maestro de Petersburgo, JM Coetzee imagina al suicida como alguien que provoca a Dios; se va acercando a su muerte viéndolo de reojo y esperando que haga algo que la impida, hasta que llega el momento fatal sin que el milagro se produzca.

Las reflexiones más repetidas luego de un suicidio se refieren a la ausencia de motivos, a la libertad para decidir, o a si este acto refleja valentía o miedo.

Más que reflexiones son frases poco meditadas, en resumen el suicidio no es un acto libre y el deseo de morir es inversamente proporcional a la felicidad que siente la persona.

Pasado un tiempo, los cercanos al suicida empiezan a recordar una señal, un anuncio que prefiguraba su muerte.

Al mexicano le gusta mucho decir que no le teme a la muerte, aunque parece vivir como si a lo que en realidad le temiera es a la vida.

SUICIDIO EN MÉXICO

En 2015 se registraron 6 mil 285 suicidios, esto representa una tasa de 5.2 fallecidos por cada 100 mil habitantes.

Por sexo, la tasa de suicidio es de 8.5 por cada 100 mil hombres y de 2.0 por cada 100 mil mujeres.

PANDEMIA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el suicidio como un problema grave de salud pública, cada año, a nivel mundial, aproximadamente 800 mil personas se quitan la vida. Para el año 2015 se colocó al suicidio como la segunda causa de defunción en el grupo de 15 a 29 años.

Las entidades federativas que tuvieron mayores tasas de suicidio, por cada 100 000 habitantes, fueron:

Chihuahua 11.4
Aguascalientes 9.9
Campeche 9.1
Quintana Roo 9.1

Datos del INEGI