AP
La Selección Mexicana de Juan Carlos Osorio culmina su participación en la Copa del Mundo al caer 2-0 ante la Brasil de Neymar y compañía

Y en una época de esperanza para México, el quinto partido... no llegó.

La Selección Mexicana lo intentó por todos lados, pero la realidad es que la superioridad técnica de Brasil y la paciencia para manejar el balón terminó por desesperar a un Tri que nunca encontró una vía fácil para generar una de peligro.

Pero si lo hizo el combinado que dirige Tite y con un Neymar que, al final fue determinante para la Canarinha, demostraron porque son serios favoritos para llevarse la Copa del Mundo, venciendo 2-0 a un ilusionado combinado azteca que finaliza su participación en la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Neymar fue la sombra y la luz de Brasil/AP

Willian y Coutihno fueron los secuaces de un "10" brasileño que hizo un teatro en la cancha, dribló, asistió, anotó e hizo el show necesario para que las amarillas llegaran por el lado del cuadro de Juan Carlos Osorio.

Carlos Salcedo, Édson Álvarez, Héctor Herrera y Andrés Guardado fueron pintados con el cartón preventivo, muestra de la crisis que se vivió por el lado de la Verde, al intentar quitarle la de gajos a los brasileños, que nunca perdieron el piso.

Herrera jugó más con la desesperación que la calma que lo caracteriza/AP

Ni Carlos Vela, Hirving Lozano, Javier Hernández o incluso Raúl Jiménez y Miguel Layún que entraron en el segundo tiempo. pudieron conectarse lo suficiente para generar alguna jugada de peligro, como lo hicieron ante Alemania o Corea del Sur.

La crónica de una muerte anunciada llegó al minuto 50.

Tras una serie de toques cariocas, Neymar llegó hasta el área chica, descolgó y cruzó el balón al arco de Guillermo Ochoa, que si bien no tuvo las intervenciones que el duelo antecedente contra Brasil en el Mundial del 2014, si evitó que la delantera rival aumentará más el marcador, siendo el jugador más determinante para la "visita".

Fue un 1-0 lapidante para México, que nunca supo levantarse del resultado adverso.

Salieron Rafael Márquez, "Chicharito" y Álvarez, y Jonathan dos Santos tuvo sus primeros minutos en Rusia 2018, entrando de cambio junto con Jiménez y Layún, pero nunca pesaron lo suficiente a pesar de que se cansaron de intentarlo.

Y eso quedó la participación de México en el Mundial, ilusión, intento, garra y empuje, pero el futbol fue ajeno en los Octavos de Final para un plantamiento que Osorio no pudo revertir.

Gallardo y Lozano buscaron por todos lados llegar al marco de la Verdeamarela/AP

A los 88' se liquidó el partido. Neymar, quien anteriormente tuvo un altercado con Layún, y pasó seis minutos en el piso tras un supuesto pisotón del lateral veracruzano, mandó el esférico a un Roberto Firminho que entró solo por el área chica azteca e hizo el 2-0 definitivo.

 

La ilusión terminó. Un buen Mundial de Jesús Gallardo, Héctor Herrera y Carlos Vela, chispazos del "Chucky" y Guardado, y sobresaliente por parte de Memo Ochoa, pero que terminó en el "maldito" cuarto partido.

 

Del otro lado, un serio contendiente a llevarse la Copa del Mundo, pero que de frente tiene rivales como Bélgica y Francia, Brasil tendrá que remar contra corriente, pero ya tiene un paso adelante tras los Octavos.

Osorio se va, Márquez se retira y México, de nueva cuenta, jugó como nunca, pero perdió como siempre.

Osorio no fue el 'salvador' que México necesitaba, pero mostró otra cara del Tri/AP
La afición resintió una Selección que ilusionó, pero no llegó más lejos de lo ya acostumbrado/AP