El conjunto xeneize partió rumbo a España para disputar la Final de la Libertadores

Boca Juniors no jugará en Argentina la final de la Copa Libertadores, sin embargo sus fanáticos nunca los dejaron solos y les prepararon una sorpresa que no olvidarán jamás. 

Para la final de la Libertadores solamente se vendieron 10 mil entradas en Argentina, 5 mil para cada club, no obstante, no todos tienen las posibilidades de viajar, sin embargo, eso no fue pretexto para dejar de mostrar el apoyo a su equipo y antes de partir hacía el aeropuerto una buena cantidad de aficionados xeneizes escoltaron el camión en medio de pirotecnia, cánticos y una tremenda fiesta. 

Los líderes de la barra de Boca, Rafael di Zeo y Mauro Martín, no podrán viajar a España para evitar disturbios y se conformaron con darles una despedida de gran nivel. 

El conjunto argentino llegó a Madrid a las 18:00 horas tiempo de España en medio de un fuerte dispositivo policial

El conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto, que pasó rápidamente por la puerta de la terminal y en silencio, sin saludar a la decena de hinchas que le esperaban, tomó allí el transporte que le llevará al Hotel Eurostars Suites Mirasierra, en la zona norte de Madrid.