Fueron una de las parejas más populares en la década de los noventa/ Tomada de Instagram
El cinco veces campeón de la NBA fue uno de los personajes más excéntricos que ha tenido el basquetbol en su historia

 Dennis Rodman fue uno de los jugadores más excéntricos en la historia de la NBA, sin embargo nadie pone en tela de juicio su talento. 

Fue pieza clave en los dos títulos de los Pistones de Detroit, pero con los Bulls de Chicago su vida dio un giro de 180 grados, donde además de seguir ganando títulos, se llenó de polémica.  Se pintó el pelo, comenzó a tatuarse y expuso una imagen excéntrica. 

Su entonces pareja, Carmen Electra reveló algunos de los pasajes que vivió con el exjugador de los Bulls de Chicago.

Ambos vivieron un romance corto pero frenético. Se casaron en Las Vegas, participaron de decenas de eventos durante el tiempo que estuvieron juntos y hasta llegaron a tener relaciones sexuales en el centro de entrenamiento de Chicago.

"Un día, cuando los Bulls tuvieron día libre en sus prácticas, Dennis dijo que tenía una sorpresa para mí”, relató Electra en una entrevista que le realizó el periódico Los Angeles Time.

“Me vendó los ojos y nos subimos a su motocicleta. Cuando finalmente me quitó la venda, estábamos parados en las instalaciones de práctica de los Bulls, en la cancha central. Era una locura, estábamos como dos niños en una tienda de golosinas, comiendo helado del refrigerador y teniendo sexo en prácticamente todo el maldito lugar: en la sala de fisioterapia, en la sala de pesas. Obviamente en la cancha”, relató Electra. 

El amor entre Electra y Rodman nació en un club nocturno de Los Ángeles. Su relación fue corta, duraron menos de un año casados, pero la actriz vivió un apasionado romance que todavía hoy recuerda. “No me arrepiento en absoluto", dijo Carmen cuando le preguntaron sobre sus días con Dennis.

“Vi todos estos lados diferentes de Dennis. Él siempre decía: 'Nadie me entiende. Nadie me atrapa’. Él era muy emocional a veces. Luego estaba el dulce lado romántico, y el tipo divertido y excéntrico al que le encantaba salir y beber y usar boas de plumas. Pero en la cancha, era un salvaje”, agregó.