Foto: Especial
Autoridades investigan a quién pertenecen los restos y buscan a los animales

Fue el jueves por la mañana que empleados de seguridad privada ferroviaria encontraron restos humanos que, de acuerdo a la necropsia, pertenecían a una persona que fue carcomida por la fauna salvaje.

Así lo confirmaron fuentes de la Fiscalía General del Estado (FGE), luego de que la Unidad de Investigación de Homicidios tomara conocimiento del hallazgo de una osamenta en la colonia Brisas Poniente.

FUE TEMPRANO EL HALLAZGO

Cerca de las 09:30 horas, los trabajadores revisaban las líneas del ferrocarril, cuando pasaron por las viejas bodegas de una fábrica de ladrillos abandonada, en donde anteriormente se han localizado cuerpos sin vida carcomidos por una manada de perros salvajes.

Ahí, entre la maleza, alcanzaron a distinguir ropa ensangrentada, por lo que se acercaron con precaución, descubriendo un cráneo humano, por lo que dieron aviso inmediato a los números de emergencia 911.

Al lugar se presentaron elementos de distintas corporaciones de seguridad que, tras corroborar que se trataban de restos óseos, acordonaron el perímetro y dieron el aviso al Ministerio Público.

Las bodegas se ubican en un predio entre los patios de la empresa Ferromex y los patios de la General Motors, y ahí han sucedido hallazgos similares de personas sin vida, cuya muerte se derivó del ataque de los perros que rondan el terreno.

Tras las primeras evidencias recabadas en la zona, el cráneo fue llevado hasta el Semefo, donde se confirmó que la carne había sido devorada por animales salvajes, sin poder establecer la identidad de la víctima