Foto: Archivo
El arzobispo, aparte de decir que la definición de gobernador era necesaria, dijo que la revisión estuvo llena de “galimatías” y opacidad
Saltillo.- Después de que el Tribunal Electoral Federal diera los resultados finales en dónde da el triunfo a Miguel Riquelme, candidato del Partido Revolucionario Institucional, y después de un proceso de revisión extenso e histórico, el Arzobispo de la diocesesis de Saltillo, dio su opinión sobre mencionado proceso. 
 
El arzobispo, aparte de decir que la definición de gobernador era necesaria, dijo que la revisión estuvo llena de “galimatías”  y opacidad, misma que no le conviene ni a los mismos políticos mexicanos. Además resaltó la participación de lo coahuilenses a la hora de exigir claridad en los resultados.  
 
"Al menos una definición existe. Hicieron muchos galimatías. Desgraciadamente hemos visto muchas cosas en los últimos tiempos. A partir del 2006 […] a nivel  federal".
 
Dijo que la manera de acercarse en los resultados por parte de los partidos de “oposición”, era novedosa para las dinámicas políticas del Estado. Invitó a la ciudadanía a involucrarse más en las actividades electorales.
 
“Las oposiciones se acercan mucho a los partidos que han ganado siempre. Esto es un cuanto novedoso. Yo creo que lo que deben hablar son los que están metidos en el proceso. Todo esto fue desgastante y desconcentrante".  
 
“Sería absurdo no aceptar el resultado. Yo creo que tenemos que salir de esto. Está visto que estamos mal gobernado en todo el país. El país va a la deriva. Los ciudadanos tenemos que aprender a ejercer el acto de la gobernanza con una participación activa. Inclusive, en hechos como éste que dejan tan mal sabor de boca debe de ver más presencia ciudadana”, puntualizó. 
 
"Tiene que ver más presencia ciudadana. No les combienete los desaredita la manera tan opaca".
 
"Que haya una educación poliítica. Es una vergüenza los que ahora son la elecciones en los procesos laborales. Esta brincadera de los ciudadanos. La manera en que abandonan sus puestos para irse a otros".
 
La manera que hace violencia hacia la mujer es un signo Mexico no está bien. Los feminicidios son un signo. Esta es la posición cristiana evangalización más profunda y seria", finalizó.