El incidente ocurrió en Brasil y ella no lo soltó hasta que llegó la policía

Un par de ladrones en Brasil creyeron que asaltar a Sabrina Leite, una joven de 22 años, sería tarea sencilla sin embargo no sabían que ella era cinta blanca en jiu jitsu y con una palanca al brazo pudo detener a los rufiantes. 

Los ladrones se encontraban en Manaos, capital del estado de Amazonas y se le acercaron a Sabrina en una motocicleta. Ella, al observar que no estaban armados los enfrentó y se negó a entregarles su celular.

Ambos ladrones se asustaron y el joven que estaba de pie trató de huir del lugar pero fue golpeado por un vecino. Ahí aprovechó la chica para sacar sus llaves de jiu jitsu. 

“Él estaba huyendo. El vecino fue en el auto detrás suyo y logró alcanzarlo. Entonces yo corrí, lo inmovilicé con un mataleón, lo tiré al suelo y le hice un armlock [una llave de al barzo]”, explicó Sabrina.

La joven pasó 20 minutos en el piso con el asaltante hasta que llegó la policía mientras su compañero escapó del lugar.