Foto: Internet.
La monarca inglesia dejará de usar estos productos de origen animal y comenzará a tener un guardarropa con piel sintética

La tendencia de proteger a los animales y salvarlos de la crueldad ha llegado al palacio de Buckingham y, a partir de este año, la reina Isabel II dice 'no' a usar pieles reales en su vestuario, incluso, se ha revelado que para protegerse del frío en la próxima temporada, veremos a la abuela de los príncipes William y Harry usando pieles sintéticas.

De acuerdo a libro de Angela Kelly, "The Other Side Of The Coin", la reina Isabel está dispuesta a dejar de usar pieles a favor del movimiento protector de animales. "Si Su Majestad debe asistir a un compromiso en un clima particularmente frío, a partir de 2019 se usará piel sintética para asegurarse de que se mantenga caliente", revelación que fue confirmada por el palacio de Buckingham.

Foto: Internet.

Los nuevos atuendos de la reina Isabel II como abrigos, sombreros, cuellos y túnicas ceremoniales, entre otras prendas, estarán elaborados con pieles sintéticas. Según Royal Central, un abrigo usado en Eslovaquia en 2008 se ha modificado para colocar pieles falsas en el lugar del adorno de visón. Sin embargo, los accesorios antiguos se conservarán tal cual.

La Animal charity Humane Society International/UK es una de las organizaciones que han felicitado a la reina Isabel II por esta decisión. Según "Metro", la directora ejecutiva Claire Bass dijo que la decisión de la reina Isabel de "volverse falsa" es el reflejo perfecto del estado de ánimo del público británico, quienes en su mayoría detestan la crueldad animal.

Foto: Internet.

Hasta el momento se desconoce si esta medida llegará también para las familias de Meghan Markle y Kate Middleton y el resto de los integrantes de la familia real de Inglaterra.

Varias casas de moda se han despedido del uso de pieles en sus diseños. Por ejemplo, Gucci anunció que pondría en subasta todas las piezas que fueron hechas con pieles; voceros de la cadena de tiendas Macy's anunciaron que, a partir de 2021, se dejarán de vender artículos de piel y en 2018 la semana de la moda en Londres prohibió la exhibición de prendas con piel, por mencionar algunos.