AP
Los Titans sorprendieron en su visita a los Patriots el sábado por la noche y, el domingo al mediodía, los Vikings rompieron los pronósticos derrotando en el Superdome ante los Saints, pero ¿realmente les alcanzará para trascender en la postemporada?

A continuación, te presentamos las conclusiones de la Ronda de Comodines:

BILLS
Los Bills tuvieron la oportunidad de ganar en playoffs por primera vez desde 1995 y la desperdiciaron en gran medida porque la defensiva —su mayor fortaleza— no logró mantener una ventaja 16-0 en la segunda mitad. Josh Allen mostró inmadurez en momentos apremiantes, perdiendo balones y tomando decisiones cuestionables, no obstante, aunque el camino llegó a su fin esta temporada, el futuro es bastante prometedor para Buffalo.

AP

TEXANS
Houston mostró gran resiliencia al recuperarse de una desventaja 0-16 ante los Bills para llevarse una victoria por remontada que selló su boleto a la Ronda Divisional. La reacción de los Texans estuvo impulsada por una captura oportuna de J.J. Watt en el tercer cuarto para frenar una serie prometedora de Buffalo, sin embargo, no pueden darse el lujo de regalar una mitad completa contra Patrick Mahomes y la poderosa ofensiva de los Chiefs o su aventura por los playoffs terminará en Arrowhead Stadium.

PATRIOTS
Quien crea que los Patriots están acabados está muy equivocado. Nueva Inglaterra ha caído antes y se ha levantado más fuerte, no por nada son la franquicia más exitosa de la NFL en las últimas dos décadas y una de las más dominantes de la historia. Es un hecho que veremos muchos cambios en la plantilla esta temporada baja y sin duda toda la atención estará en lo que depara al mariscal de campo estelar Tom Brady.

AP

TITANS
Tennessee se apoyó en el corredor Derrick Henry para dar la primera gran sorpresa de la Ronda de Comodines. Henry terminó con 204 yardas desde la línea de golpeo, la mayor cantidad permitida en un partido de playoffs por los Patriots en la era de Bill Belichick. No obstante, los Titans necesitan mayor producción del mariscal de campo Ryan Tannehill —quien apenas completó ocho de 15 pases para 72 yardas y un touchdown— si esperan competir frente a unos Ravens que se ubicaron en la quinta posición de la NFL con 93.4 yardas terrestres permitidas por partido.

VIKINGS
Ya nadie puede decir que es imposible ganar en playoffs con Kirk Cousins como quarterback, pero en esta liga hay poco tiempo para celebrar antes de que llegue el siguiente gran reto. Un choque ante una de las defensivas más sólidas de la liga pondrá a prueba nuevamente a Cousins pero, también, al coordinador ofensivo Kevin Stefanski, quien por momentos pecó de conservador durante el triunfo contra los Saints.

AP

SAINTS
Una vez más, la afición de Nueva Orleáns quedó con el corazón destrozado por una derrota dramática de temporada. Habrá quien quiera señalar una supuesta interferencia de pase ofensiva no marcada, pero la realidad es que el manejo de reloj de los Saints en los instantes finales abrió el camino para que los Vikings impidieran que les dieran la vuelta en el tiempo reglamentario, para después llevarse la victoria en la prórroga.

EAGLES
En algún momento, cuando se acumulan suficientes lesiones, ya es imposible hablar solamente de “el siguiente hombre tiene que dar el paso al frente”. La salida de Carson Wentz no solamente supuso una caída de calidad en la posición de quarterback para Philly, por más que Josh McCown cumplió con un buen partido, a secas, sino un duro golpe anímico para una escuadra que venía jugando disminuida desde hace semanas.

AP

SEAHAWKS
Seattle debe sentirse optimista por lo que vio de su ofensiva y del receptor abierto DK Metcalf en contra de los Eagles, pero altamente preocupado por la nula producción y aporte que brindó el backfield conformado por Marshawn Lynch y Travis Homer. Una repetición de esa producción será insuficiente para salir con el triunfo de Lambeau.

Tomada de Twitter