Para 2017 el programa federal contará con alrededor de 40 mil millones de pesos. Foto: Especial
Las personas de 65 años o más ya no tendrán que presentarse a firmar cada 6 meses. El padrón de beneficiarios será cotejado con los registros Civil y Nacional de Población

A partir de 2017, las personas beneficiarias del Programa de Pensión para Adultos Mayores no tendrán que realizar la llamada prueba de supervivencia a la que estaban obligadas para mantener esta ayuda social.

De acuerdo con las nuevas reglas de operación, dadas a conocer por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), las delegaciones estatales de la dependencia confrontarán mensualmente el padrón de beneficiarios con los del Registro Civil y el Registro Nacional de Población (Renapo) de la Secretaría de Gobernación.

Con estas reglas se oficializó que toda la cuestión operativa para la aplicación y ejecución de dicho programa será realizada por personal de la secretaría, sin la intervención o contratación de terceros, como ocurrió hasta el primer trimestre de 2016.

En este sentido, se prevé que la confronta del padrón se dé también con otras dependencias como la Secretaría de Salud y los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), con quien se buscará firmar convenios de colaboración.

Publicado este miércoles en el Diario Oficial de la Federación, el acuerdo por el que se emiten las reglas de operación del programa –diseñado para personas que no reciben pensión o jubilación superior a mil 92 pesos– indica que los requi-sitos para ser beneficiario de este programa es tener 65 años de edad en adelante y presentar cuatro documentos originales para su coteja y copia: credencial para votar vigente, CURP, acta de nacimiento y comprobante de domicilio.

El apoyo económico directo será por un monto mensual de 580 pesos, el cual será entregado de manera bimestral.

El orden de incorporación de las y los Adultos Mayores al Padrón Activo de Beneficiarios del Programa se realizará cronológicamente, de acuerdo a la fecha de registro y hasta donde lo permita la disponibilidad presupuestal, se señala en las reglas de operación de dicho programa, que para este 2017 contará con alrededor de 40 mil millones de pesos.

Sin mencionarlo de manera expresa, por primera vez, las reglas de operación cancelan el requisito de que el beneficiario se presente cada seis meses a firmar, como una prueba de vida para seguir recibiendo el apoyo económico de la dependencia federal. En caso de fallecimiento del beneficiario, la o el representante podrá recibir por única vez el Apoyo Económico de Pago de Marcha, pero si el beneficiario no hubiera designado a su representante, no se podrá otorgar este apoyo, señala el acuerdo.