Con estas definiciones debiéramos tener mucho más claro los perfiles, ideas y sobre todo planteamientos específicos sobre lo que harán en caso de llegar a la gubernatura del Estado

Esta semana, los partidos y los independientes tendrán su clímax en la definición de -ahora sí- candidatos.

Hasta ahora hemos visto sólo aspirantes y precandidatos, por lo que en estos días estaremos viendo cómo se hará un filtro de cara a la definición de quienes estarán en la boleta.

Es cierto, la baraja parece muy clara. Sólo una gran sorpresa cambiaría la composición de la boleta electoral del próximo 4 de junio. 

Por un lado en el PRI, las tendencias parecen irreversibles: Miguel Ángel Riquelme será elegido este domingo por los simpatizantes priístas como su candidato a la gubernatura.

En el PAN, de un momento a otro, su dirigencia nacional deberá designar a Guillermo Anaya como su abanderado, pese a tener un sparring que ha tenido muy poca difusión en la etapa de precampañas. Así el bloque opositor integrado además por la Unidad Democrática de Coahuila, el Partido Encuentro Social y el Partido Primero Coahuila, tendrían ya su abanderado con todas sus letras. 

En Morena, esta semana, una asamblea habrá de definir quién es su candidato, en donde se identifica la ventaja de parte de Armando Guadiana. 

A la par,  el PRD ya confirmó a Mary Telma Guajardo y en el PT estarían confirmando al exalcalde de Torreón, José Ángel Pérez. 
Pero no sólo los partidos, también los independientes estarán teniendo una fecha clave en las aspiraciones. Este 28 de febrero, los aspirantes sin partido deberán entregar las firmas necesarias que avalen su potencial candidatura. 

Javier Guerrero y Luis Horacio Salinas por la gubernatura deberán avanzar en los requisitos en pro de sus aspiraciones. 

En los próximos días, la ciudadanía tendrá claramente cuál es la baraja de aspirantes que tendrá para definir a quién confiarle su voto. 

Con estas decisiones debiéramos tener mucho más claro los perfiles, ideas y sobre todo planteamientos específicos sobre lo que harán en caso de llegar a la Gubernatura del Estado. 

En este espacio lo hemos reseñado, la arena de ideas en torno a las problemáticas que se viven en el Estado, ha sido lánguida. 

No hemos escuchado diagnósticos certeros y propuestas vanguardistas. Las propuestas han sido sectarios en torno a las agendas políticas de cada quien, que no necesariamente empatan con las de la sociedad. 

Con la definición de candidatos, los aspirantes que tengamos enfrente deberán entender mejor cómo convencer al electorado que son la mejor opción. 

El proceso electoral está avanzando a momentos definitorios que van tomando mayor forma de cara a la jornada del 4 de junio. 

Esperemos que conforme se acerque el día de las elecciones, conozcamos y tengamos potenciales planes de gobierno más específicos y que vengan a solucionar problemáticas o afianzar bondades que se tienen en la localidad. 

Esperemos que las definiciones de esta semana nos acerquen a éstos, ya que en 14 semanas deberemos decidir quién será el nuevo gobernador. 

El tiempo apremia.