Foto: Especial
La sentenciada se disfrazó de enfermera para poder sustraer al recién nacido de una clínica

MONTERREY.- Después de casi un año de haber sustraído a un menor en una clínica de Guadalupe, Katia Juliana Roque Gámez fue condenada a prisión, así lo informó su defensa el abogado Fernando Martínez Huizar.

A través de un juicio virtual, se ordenó la condena por la juez Aida Aracely Reyes Reyes, al encontrarla culpable del robo del pequeño Dorlan.

Fue el pasado 13 de julio cuando la mujer ingresó al hospital Centra en el municipio de Guadalupe y convenció a los jóvenes padres de llevarse al bebé para tomarle una sesión de fotos que les "regaló" el hospital.

Tomó al menor, lo introdujo a una maleta y se lo llevó, horas más tarde lograron localizarla cuando intentaba abordar un camión.

Después se indicó que la mujer inventó su embarazo y planeó el robo del recién nacido.

A casi un año de los hechos, se le condenó a 3 años de prisión y se le retiró el localizador electrónico, pues se encontraba en arraigo domiciliario.