Foto: Especial
Tras dar a conocer que la SEP optó por incluir temas como homosexualidad y masturbación en los libros de texto para secundaria, Eduardo Pacheco dijo que es un error

Tras rechazar la inclusión de la homosexualidad en los libros de texto para secundarias, el abogado Eduardo Pacheco, de la organización Cristo Vive, aseguró que la medida provocará un incremento en el número de homosexuales del país y lamentó que el Estado pretenda apoderarse de la educación sexual, pues dijo  corresponde a los padres de familia.

Luego de darse a conocer que la Secretaría de Educación optó por incluir temas como la homosexualidad y la masturbación en los libros de texto para secundaria, Eduardo Pacheco, quien ha manifestado su oposición a las relaciones entre personas del mismo sexo, dijo que es un error.

“Lamentamos esta decisión de la SEP de dar un paso más a sexualizar la educación de los niños”, dijo, “vamos a tener una juventud con una gran perversidad en su corazón y en su mente en temas sexuales, ésta es una política que promueve la sexualidad”, opinó Pacheco.

Pacheco justificó su postura en que son los padres los que deben de tener la libertad de educar a sus hijos en la sexualidad. Dijo que en Secundaria todavía no tienen la capacidad de asimilar ese tipo de información.

 

Dijo que la medida provocará que los jóvenes cada vez tengan relaciones sexuales a una etapa más temprana de su vida, lo que disparará las enfermedades de transmisión sexual, el índice de adolescentes embarazadas y subrayó que también crecerá de manera exponencial el número de personas homosexuales en el país.

“Lo que va a suceder es un número creciente de jóvenes, niños ya practicando, siendo activos sexuales con todo lo que eso implica. Enfermedades de transmisión sexual, jovencitas embarazas y más gente que estará buscando procurar satisfacción sexual por sí mismos, no es parte del diseño del ser humano”, explicó.

Finalmente Pacheco hizo un llamado a los padres de familia para que asuman el rol que les corresponde de educar a sus hijos en temas sexuales.

El reto es para los papás, tenemos que asumir el compromiso de darle valores y principios morales y lo referenciado a nuestros hijos. Se vuelven materia de alto riesgo de que sean alcanzados por estas doctrinas, ese es el peligro. Rechazamos estos contenidos en los materiales educativos. En lugar de conocimientos científicos, (están) enseñando inmoralidades, son modelos en contra de la naturaleza”, concluyó.