El futbolista mexicano consiguió el gol más hermoso en la historia de los mundiales

El gol es el clímax en la obra de arte llamada futbol. Sobrepasar la línea de meta luego de la batalla entre once guerreros es un premio justo que puede llegar a cimbrar hasta los más obscuros rincones.

Dentro de la historia, han existido grandiosas anotaciones que han dejado con la boca abierta a propios y extraños, sin embargo en las Copas del Mundo uno de esos goles puso su sello imborrable en la historia.

Se trata de una tijera, que fue confeccionada entre los más altos estándares de calidad y llegó a cortar los aires para incrustarse entre las redes.

Fue un domingo 15 de junio de 1986, cuando el mexicano Manuel Negrete, consiguió el llamado gol más hermoso en la historia de los mundiales.

La Selección Mexicana se enfrentaba a Bulgaria y durante los primeros minutos, el conjunto europeo pudo domar al Tricolor que estaba ante  su público. No les importó tener el graderío en contra, supieron replegarse y  fueron un verdadero muro que solamente podría ser superado con una obra de arte.

Al minuto 34 del primer tiempo, México con un inicio complicado comenzó a fabricar una jugada que cambiaría el rumbo de la historia.

Las estrellas del equipo, Tomás Boy y Hugo Sánchez,  sabían que no podrían superar al conjunto europeo sin ayuda. Entre todos sus compañeros, Manuel Negrete fue el ungido para realizar una maniobra por demás complicada.

Luego de varios pases entre los seleccionados aztecas, el balón llegó a los linderos del área donde Negrete cedió a Javier Aguirre, que sin dudarlo le devolvió una pared en el aire y con el balón más cerca del cielo, Negrete brincó para impactar el balón de pierna zurda que dejó sin oportunidad a Borislav Mikhailov.

El Estadio Azteca explotó en júbilo tras la anotación. Después llegó otro tanto a cargo de Servin en el minuto 60 para sellar la victoria.

A 32 años, el gol sigue siendo recordado como uno de los momentos más emotivos en la historia de las Copas del Mundo y hace unos meses se llevó el galardón como el gol más hermoso del Mundial.