FOTO: INTERNET
La popular pareja decidió irse de viaje con sus cuatro hijos a una paradisiaca y privada playa en República Dominicana para resolver sus problemas tras el episodio grave de bipolaridad que sufrió Kanye hace unas semanas

En un último intento por salvar su matrimonio, Kim Kardashian y Kanye West decidieron tomarse algunos días lejos de Hollywood para solucionar sus problemas en privado rodeados únicamente de sus cuatro hijos. Esto no significa que el rapero se dará por vencido en buscar la presidencia de los Estados Unidos, una idea que no convence del todo a la empresaria y que para otros parece una estrategia para apoyar a Donald Trump.

De acuerdo con lo que una fuente anónima le reveló a la revista People, los Kardashian-West se encuentran vacacionando en la República Dominicana, alejados de las cámaras, para poder resolver los problemas matrimoniales que han tenido. “Decidieron viajar juntos para poder estar en privado”, reveló la fuente, quien también describió que la fundadora de KKW Beauty se encuentra exhausta.

La misma revista publicó la semana pasada imágenes de cuando Kardashian viajó a Wyoming para decirle a West que su matrimonio ya habría terminado. “Ella siente que ha intentado de todo y no está recuperando lo que necesita de Kanye. Llegó al punto de volar hasta Cody para informarle que básicamente su matrimonio había terminado y decirle adiós”, reveló una fuente diferente.

Por otro lado, West aún quiere que la relación funcione, pues incluso se disculpó con la estrella de “Keeping Up With The Kardashians” a través de Twitter. Sin embargo, no ha tomado los pasos necesarios para cuidarse a sí mismo.

Pero para sorpresa de muchos internautas, parece que todo el drama ha quedado atrás, este viernes Kanye West publicó a través de sus redes sociales un video de él y su familia divirtiéndose a lo grande. En las imágenes de poco más de un minuto, se puede ver al rapero bailar junto a la mayor de sus hijos, North West, a quien hace unas semanas Kanye aseguró que pensó en abortar junto a Kim.