Con una gran ovación de pie fue como Verónica término la función del montaje Aplauso / Archivo
Castro se presentó a la función del viernes de Aplauso, la obra que protagoniza

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras ser intervenida quirúrgicamente por una lesión en el hombro, Verónica Castro regresó este viernes al teatro tan solo a un día de ser dada de alta.

Con una gran ovación de pie fue como Verónica término la función del montaje Aplauso, mismo que protagoniza desde hace unos meses.Al finalizar la obra, la actriz dio unas palabras en las que agradeció el apoyo que ha recibido de parte de su publico durante la temporada del montaje y particularmente en estos días.

“Gracias por estar aquí, es una noche especial, me siento feliz de sentir el apoyo y amor de ustedes, gracias, por todo”, dijo Castro visiblemente emocionada por los aplausos que, con generosidad, le prodigó el público que sistió a la función del viernes.

A nombre del resto del elenco, la actriz señaló la importancia de que, a pesar de las dificultades, el teatro siempre tenga butacas ocupadas.

“Gracias por permitirme estar una vez más con ustedes, todos estamos muy emocionados. Muchas gracias, de verdad, por su presencia, todavía no lo podemos creer”

Durante la obra, basada en la película Todo sobre Eva, que en 1950 protagonizó Bette Davis Castro no mostró secuelas de su reciente operación y en su intervención en el escenario lucio ágil y energética, aún cuando la obra le exige mostrar en escena aproximadamente 10 cambios de vestuario.

Esto lo agradeció su público quienes en todo momento llenaron el recinto de aplausos, porras y gritos de “te amamos Vero” y “eres una Reyna”.

El jueves pasado, su hijo Cristian explicó a EL UNIVERSAL que la actriz llevaba varios días con dolencias pero que se negaba a someterse a la cirugía porque no quería dejar de actuar en la obra, que significa su regreso a los escenarios desde Chiquita pero picosa. “Afortunadamente la operación salió bien y ella está perfecta”, dijo Cristian.