Foto: Especial
Y también, quien cometa acoso sexual con fines de lujuria, asedie reiteradamente a un servidor público, aprovechándose de cualquier circunstancia que produzca desventaja, indefensión o riesgo inminente, para el servidor público

Con la finalidad de establecer una previsión legal que contribuya a sancionar y erradicar las conductas de hostigamiento y acoso sexual en el ámbito laboral de los funcionarios públicos con los trabajadores de las dependencias oficiales, la diputada Lucía Azucena Ramos presentará ante el Congreso del Estado una iniciativa de proyecto de decreto para reformar la Ley General de Responsabilidades Administrativas del Estado, y que el acoso sexual se considere como delito grave y se sancione como tal.

La legisladora del PRI, Ramos Ramos, agregó que dentro del proyecto de decreto se contempla elevar al rango grave cometer hostigamiento sexual por un servidor público, que realice en forma indebida, por cualquier medio, requerimientos de carácter sexual no consentidos por la persona requerida, y que amenacen o perjudiquen su situación laboral o sus oportunidades en el servicio público.

Y también, quien cometa acoso sexual con fines de lujuria, asedie reiteradamente a un servidor público, aprovechándose de cualquier circunstancia que produzca desventaja, indefensión o riesgo inminente, para el servidor público.

De igual forma, comete acoso sexual el servidor público que, sin consentimiento y con propósitos de lujuria o erótico sexual, grabe, reproduzca, fije, publique, ofrezca, almacene, exponga, envíe, transmita, importe o exporte de cualquier forma, imágenes, texto, sonidos o la voz, de un servidor público, sea en forma directa, informática, audiovisual, virtual o por cualquier otro medio, expresó.

La diputada destacó que en la Ley General de Responsabilidades Administrativas se precisan los actos u omisiones que constituyen faltas administrativas graves y no graves de los servidores públicos y las sanciones aplicables a las mismas.