Foto: Sandra Gómez
El alcalde dijo que no se deben dar dádivas por trámites

TORREÓN.- La campaña “Torreón dice no a la mordida”, busca mejorar la interacción entre las corporaciones de seguridad y los ciudadanos, mediante la prestación de un servicio público honesto, dijo el alcalde Jorge Zermeño Infante.

Señaló que nadie tiene que dar ninguna dádiva por ningún trámite gubernamental, no se tiene que dar “moche” a alguien para que le ayude a sacar un permiso en el municipio o para evitar alguna multa.

La campaña refirió que es iniciativa suya y que ya lo había puesto en marcha hace 20 años, con muy buenos resultados, cuando fungió como alcalde de Torreón por primera vez en 1997, incluso el logotipo que se utilizará es el mismo que se usó en esa ocasión.

Lo que se pretende es que el ciudadano colabore, “porque cuando hay corrupción, siempre hay dos”, destacó el edil.