Algunas sorpresas se podrían dar en los emparrillados próximamente

El Super Bowl ha finalizado y, parafraseando a uno de sus entrenadores en jefe, ahora nos enfocamos en 2019.

Así es. Dejemos que alguien más quite el confetti, organice el desfile y discuta el impacto del Super Bowl LIII en múltiples legados individuales. Nosotros ya vemos hacia adelante, con una bola de cristal que revela lo que ocurrirá en la próxima campaña de la NFL.

Aunque todavía es muy temprano y casi ninguna de las predicciones del año pasado se cumplieron (¡alguna de ellas sí!) Todavía hay algunos aficionados, principalmente los que vieron a sus equipos en enero y febrero, que no se desconectan pero aún así ofreceremos las predicciones para 2019.

Por favor también comprendan la intención de las mismas.

1. Los Jaguars de Jacksonville adquieren a Nick Foles, pero, se quedan sin playoffs

Esto no es para hacer menos el talento del Sr. Foles y tampoco para menospreciar al resto de los equipos del Sur de la Americana si es que lo dejan como contendiente hasta mediados de diciembre, pero el calibre de este equipo no es el mismo que tuvo con los Philadelphia Eagles y con el que tuvo un toque de magia en postemporada los últimos dos años. Creo que la franquicia charlará con él y le permitirá tomar una decisión sobre dónde desea continuar su carrera.

Creo que también quieren evitar que firme con un rival del Este de la Nacional como los Washington Redskins y los New York Giants, por lo que buscarán enviarlo lo más lejos posible y a la otra conferencia. El hecho que Jacksonville también haya firmado a John DeFilippo como coordinador ofensivo seducirá a Foles por su tiempo juntos cuando fungía como entrenador de mariscales de campo.

2. Los Texans de Houston  firmarán a Le'Veon Bell y eclipsará el acuerdo de Todd Gurley

Bell no se perdió toda la campaña para firmar por menos que los cuatro años y 57.5 millones de dólares que obtuvo Gurley con Los Angeles Rams el verano pasado. Y pese a la temporada que perdió, Bell tendrá clientes por sus servicios. Los New York Jets, los 49ers y los Texans están en la contienda, pero Houston gana la carrera por lo que pueden ofrecer con una ofensiva que presume al mariscal de campo Deshaun Watson y al corredor DeAndre Hopkins.

Los Texans deben --y seguramente lo harán-- resolver el tema de la línea ofensiva en la agencia libre y en el draft. Bell es un jugador que sin duda elevará el nivel de los Texans y los pondrá en posición de competir por el título de la Conferencia Americana.

3. Antonio Brown será líder de recepciones de la liga con los  49ers de San Francisco

Las apuestas se inclinan para que los Pittsburgh Steelers canjeen a Brown en la temporada baja. Liberarlo significaría que un rival de la conferencia como los Baltimore Ravens o los New England Patriots lo reclamen y esa es la última de sus intenciones. Enviarlo a un equipo del Oeste de la Nacional hace más sentido. San Francisco tiene el espacio en el tope salarial para darle un nuevo contrato y Brown sabe que puede replicar lo hecho por Julio Jones hace un par de años con los Atlanta Falcons en la ofensiva de Kyle Shanahan.

4. Russell Wilson se convierte en el jugador mejor pagado de la NFL

Su contrato finaliza tras la campaña 2019 y los Seattle Seahawks buscarán una extensión antes de llegar a esta situación. Debido a sus actuaciones y durabilidad, no hay razón para creer que no cobrará más de lo que obtuvo Aaron Rodgers (cuatro años, 134 millones), Matt Ryan (cinco campañas, 150 millones) y Kirk Cousins (tres temporadas, 84 millones). Lo que la industria analizará es cuánto dinero será garantizado.

5. La NFL establece cierto tipo de revisiones para los castigos

Pese al furor que generó la jugada que no se marcó en la Final de la Conferencia Nacional, no hay forma en que los dueños de la liga aprueben un sistema en el que los entrenadores puedan retar castigos. Eso es abrir la caja de Pandora. Sin embargo, hay suficiente interés de gente relacionada con la liga que obligará a la NFL a encontrar una forma de asistir a los oficiales en casos flagrantes como el de New Orleans.

Puede tratarse de un árbitro adicional en la cabina de repetición que se pueda comunicar con los que están en el campo para cambiar o ayudar con la decisión. La oficina de la liga también puede tener injerencia en este tema durante los juegos. El mensaje de "usa la tecnología a tu disposición" no se puede ignorar aunque los cambios no serán tan extensos como quisieran.

6. Los Browns de Cleveland  ganarán el Norte de la Americana

Creo que esto será un tema de conversación cuando lleguemos al verano, así que vamos a adelantarnos. Cleveland tuvo marca de 5-2 en sus últimos siete juegos con Baker Mayfield como mariscal de campo y Freddie Kitchens como encargado de la ofensiva. Ahora es el entrenador en jefe y Mayfield seguirá como su quarterback. La defensiva está repleta de jóvenes estrellas y también hay herramientas para pensar que pueden ser un contendiente legítimo. Son uno de los equipos con más espacio en el tope salarial y también cuentan con ocho selecciones en las primeras cinco rondas del draft para mejorar su roster.

Como pudieron notarlo en el segundo y tercer apartado de este ejercicio, las cosas se están derrumando en Pittsburgh y también considero que Lamar Jackson seguirá con la curva de aprendizaje (aunque me gusta a largo plazo). Su calendario tampoco será tan complicado ya que, por ejemplo, ellos se enfrentarán a los Denver Broncos y los Baltimore Ravens chocarán con los Kansas City Chiefs mientras que los Pittsburgh Steelers verán a Los Angeles Chargers.

7. Los nuevos equipos en playoffs: Vikings, Titans y 49ers

La ofensiva de los Minnesota Vikings lucirá mejor en el segundo año de Cousins ahí. El Sur de la Americana empieza a lucir como la División más fuerte con la disputa entre Tennessee, Colts y Texans. Además, asumiendo que Jimmy Garoppolo se mantenga sano todo el año, otra pretemporada activa debe colocar a San Francisco en posición para hacer ruido.

Los equipos que no clasificarán serán los Chicago Bears, Indianapolis y Dallas Cowboys, respectivamente. Los Eagles recuperan el título divisional.

8. Cuatro mariscales de campo se irán en la primera ronda

Estos serán Dwayne Haskins (Ohio State), Kyler Murray (Oklahoma), Drew Lock (Missouri) y Daniel Jones (Duke) y, quizá, hasta sea en ese orden. Lo interesante es el hecho que ninguno de los tres o cuatro equipos que tienen las primeras selecciones están desesperados por un jugador de esa posición. Quizá franquicias como los Giants, Miami Dolphins, Broncos o Redskins quizá realicen un canje para escalar posiciones y así tomar al que desean.

También podemos agregar a franquicias como los Patriots y los Chargers que busquen su respuesta para el futuro y esto se puede tornar muy interesante en la primera ronda.

9. No habrá pláticas formales para una extensión de acuerdo laboral

La unión de jugadores sigue sin motivación para ir a la mesa de negociaciones y charlar sobre una extensión con los dueños sobre el acuerdo actual, mismo que finaliza con la campaña 2020. La relación está rota y ahí temas puntuales que generan ruido como borrar la marihuana de las pruebas de antidopaje y la intención de los jugadores de formar parte de las negociaciones en los derechos de televisión que concluyen en 2021 y 2022, por ejemplo. El próximo año, a esta altura, habrá mayor conversación sobre un nuevo paro laboral.

10. Los Saints de Nueva Orleans vencerán a los Texans en el Super Bowl LIV

Sí, tiene poco sentido no elegir a los Patriots como representantes de la Conferencia Americana, pero en este tipo de ejercicios no puedes irte por la fácil y con los Saints también lo confirmamos. El año pasado pensé que se iban a recuperar de una devastadora derrota para finalizar su campaña 2017 y alcanzarían el Super Bowl y vaya que me quedé cerca. Ahora, con mayor motivación, el mismo roster y un mariscal de campo de Salón de la Fama, Drew Brees finalmente obtiene su segundo anillo al quedarse muy cerca en campañas consecutivas.